desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Ámsterdam, Holanda

Un salón-comedor funcional, acogedor y lujoso

Con madera, diseño y buenas decisiones, el interiorista Robert Kolenik ha transformado una estancia con una planta estrecha en el salón-comedor que necesitaba su cliente.

Texto: Fran Muñoz Fotos: René van Dongen 24/01/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



En la capital holandesa, tras una de las fachadas angostas que pueblan su corazón, se esconde este salón perteneciente a un tríplex reformado. Su diseñador, el interiorista Robert Kolenik, describe el espacio con que se encontró cuando su cliente, un autóctono que regresaba a la ciudad tras varios años viviendo en el extranjero, acudió a él como «un piso típico de Ámsterdam. Las casas del centro están limitadas por el espacio, por lo que el reto fue crear un interior funcional y acogedor que siguiera siendo lujoso».

Para dar la sensación de amplitud, Kolenik huyó de las piezas pequeñas y utilizó pocos muebles y de grandes dimensiones, porque «al optar por ellos, se consigue aumentar la sensación de espacio», explica. Así, una de las paredes la ocupa un sofá de cuatro metros de ancho y, justo en frente de él, una unidad de estanterías y armarios, con chimenea de gas incluida, une los diferentes espacios aportando profundidad. Los protagonistas son la madera, los colores serenos y el lujo, patente en los materiales y acabados y en las espectaculares lámparas escultóricas que iluminan la estancia.

www.kolenik.com



| Categorías: Salones

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos