desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Lifestyle

Tres codiciados mercadillos de antigüedades que debes conocer

El GPS de los mejores anticuarios se sabe de memoria las coordenadas de estos tres mercadillos en Francia e Italia, que reúnen tesoros vintage y piezas de coleccionista en un entorno de excepción.

Concha Pizarro 28/06/2019
Imprimir
Pantalla completa



Encontrar ese mueble único del siglo XVIII que cambiará el alma del salón; completar, por fin, una colección de láminas antiguas; o dar con un objeto especial con mucha vida anterior es posible en estos universos mágicos, poblados por todo tipo de "criaturas".

En Bolonia, uno de los puntos clave del shopping italiano, nos topamos con el Mercado de Antigüedades de San Stefano, que se celebra en la piazza de la iglesia del mismo nombre y en las calles cercanas. Estamos en el corazón medieval de la ciudad, al que es mejor acercarse andando para disfrutar de su trazado laberíntico y dejarse envolver poco a poco por el bullicio. Como buen mercado de pulgas, en él se puede comprar de todo –piezas antiguas, vintage, retro, kitsch–, pero no gangas. Los vendedores conocen muy bien el valor que tienen sus pequeños-grandes tesoros.

Durante cinco días, las calles de L'Isle-sur-la-Sorgue, en la Provenza, se convierten en el paraíso de brocantes de todo el mundo. A pesar del pequeño tamaño de la población, es la tercera cita en importancia en la red de anticuarios, solo detrás de Londres y París –la localidad tiene unas 300 tiendas fijas de antigüedades–. En 1966 se celebró la primera convocatoria de la feria Antiques Art & You y 53 años después las cifras marean: 107 ediciones, 500 expositores y más de 100.000 visitantes en cada una de sus dos fechas: abril y agosto. Para facilitar la labor de búsqueda, está dividida en seis espacios temáticos: arte contemporáneo, mobiliario industrial, papel (carteles, fotos, periódicos...), grandes piezas de los siglos XVI al XVIII, pequeños objetos de decoración y zona vintage –de 1950 a 1980–. Conferencias, exposiciones temáticas y eventos como el desfile de vehículos antiguos italianos completan el programa. Extraordinaria oferta a la que se suma una ubicación realmente espectacular: sus calles discurren a orillas de los canales del río Sorgue, por eso se conoce a la ciudad con el sobrenombre de Petite Venise Comtadine (pequeña Venecia del condado).

En un escenario también de cuento, sobre la explanada de un castillo del s.XVI, se celebra la feria de Pleumeur-Bodou, en la costa de la Bretaña francesa. Entre la oferta para la próxima edición destacan una serie de ocho sillas de 1970 del diseñador Willy Rizzo, y los puestos con lámparas antiguas italianas y mobiliario portuario. Los objetos más antiguos (del XVII al XIX) ocupan un lugar de honor en el patio de la fortaleza. El resto, hasta cien expositores, se reparte por el jardín con lago.



Ver más articulos