NuevoEstilo

Exteriores

Mantener bien el exterior

Cuidados básicos e indispensables para que tu zona de confort y de recreo esté impecable durante todo el verano. ¡Son muebles que lo merecen!

Carmen Gª Tardón 17/07/2015

En verano pasamos muchas horas en el exterior. Terrazas, patios, jardines y piscinas se convierten en el centro de nuestra casa. Si a la presencia y actividad bulliciosa de familia y amigos unimos los rigores climáticos, vemos que los muebles y espacios de exterior son elementos expuestos y que, para que sigan siendo confortables y acogedores, necesitan unos cuidados básicos.

comer en el jardín

Fundamental, el comedor. Además de hojas, humedad, viento, los alimentos y bebidas que caen sobre ellos pueden estropearlos. Suelen ser de maderas tropicales y exóticas –teca, balau, merbau, iroco–, por lo que, tras una aspiración cuidadosa de todo el polvo y un fregado con agua y jabón suave, aplicaremos un aceite natural que la protega, como el de teca o linaza. Eso sí: tienen que estar completamente secos. Esta operación debe realizarse dos veces al año. Y no estaría de más tener a mano una funda.

zona de estar en el jardín

Los muebles de madera tienen grandes enemigos en verano: los rayos del sol, de la deshidratación y del ataque de insectos xilógafos. En el mercado existen protectores y barnices para aplicar sobre la madera limpia. Lavar los muebles con agua y jabón neutro los mantendrá a raya y también es importante si se acompañan con complementos textiles, como colchonetas o cojines  –estos son de la firma Muy Mucho–, que se pueden ensuciar con mucha facilidad. La mayoría son desenfundables y se aptos para lavadora, pero hay que comprobar en la etiqueta las instrucciones de lavado. Un aspirado frecuente es la mejor opción.

celosía para cerramiento de jardín

Los suelos de madera necesitan que se aplique un protector dos veces a año, para prevenir la aparición de hongos, termitas u otros insectos. Puedes elegir madera de pino o tropical –este es de Leroy Merlin–. Se tienen que fregar habitualmente con agua y jabón neutro. Y ojo a la manguera con presión excesiva, pues los estropea.

muebles de piscina junto al mar

El salitre del mar, unido al cloro, es una mezcla explosiva para los muebles de exterior. Lo mejor es escogerlos de aluminio, que no se oxida, como estas tumbonas Stack, de Gandía Blasco, pues su mantenimiento es mínimo y se limpia fácilmente con agua y detergente neutro. No usar nunca productos abrasivos. Si finalmente el óxido hace acto de presencia en muebles de acero, forja o metal, se elimina con un cepillo de alambre rígido, se deja secar muy bien y se aplica un producto antioxidante.

espacio chill out con colchonetas

Una solución que no requiere mantenimiento para colocar en la piscina –y crear una zona de chill out tan bonita como esta, con colchonetas de Muy Mucho– es la tarima sintética, que resulta muy decorativa y agradable. Si prefieres el material natural, el ipe y el bambú son estupendos, aunque necesitan cuidados con aceite al menos dos veces al año.

Cuanto más protegidos estén del sol directo, la lluvia y las temperaturas extremas, mucho mejor, aunque sean materiales resistentes. Para ello, las sombrillas, toldos o pérgolas son perfectas. No sólo aseguran tu confort, sino también el de tus muebles. ¡Vale la pena!


| Categorías: Exteriores

Comentarios

Publicidad


Más Inspiración




Ver Todos