desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Arquitectura

Así serán los aeropuertos del futuro

La primera impresión es la que cuenta. Por este motivo, el diseño de aeropuertos se ha convertido en algo fundamental para las ciudades. Luis Vidal nos señala los nuevos retos a los que se enfrentan los arquitectos.

Fran Muñoz 06/10/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



"Antes identificábamos las ciudades por su catedral. Ahora lo hacemos por su aeropuerto". Esta afirmación tan rotunda como cierta fue una de las conclusiones a las que llegaron el arquitecto Luis Vidal y el embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, durante la XII edición del Hay Festival de Segovia. El número de personas que se trasladan en avión se ha multiplicado por 1000 en los últimos 20 años y se prevé que en 15 años lo haga el 65% de la población mundial, convirtiendo a los aeropuertos en la principal puerta de acceso a las ciudades. "Son lo primero y lo último que vemos o visitamos de una ciudad, así que determinan nuestra percepción de la misma", explica el arquitecto y añade que "si estamos en tránsito, es la única imagen que guardamos de un lugar".

Teniendo esto en cuenta, un buen planteamiento a la hora de diseñar un aeropuerto es básico. Debe ser sostenible tanto económica, como social y medioambientalmente, y flexible y con capacidad para adaptarse al futuro y no quedar atrás. Entre los puntos esenciales al concebir los aeropuertos de las próximas décadas, Vidal y Simon señalaron la seguridad, que debería ser más exhaustiva y lograr pasar desapercibida para los viajeros, y el diseño, más acogedor, intuitivo, funcional y capaz de transmitir los valores y el carácter del país y de rebajar la sucesión de estados de ansiedad que se experimentan desde que se entra a él hasta que se llega al destino. Vidal pronostica que la tecnología también será una gran aliada para hacer estos espacios más amables:"Pronto veremos robots en los aeropuertos que detectarán el estado de ánimo de los pasajeros".

La rentabilidad de las visitas también es uno de los grandes retos de los aeropuertos del futuro. Es aconsejable trazar un recorrido que invite a disfrutar y a consumir, pero sin presiones, como el arquitecto hizo en la Terminal 2 de Heathrow, en Londres, donde "si no hay colas, del avión al coche solo tardas 3 minutos, y sin el acoso de comprar", explica y señala que a día de hoy es el aeropuerto con mayor cantidad de ingresos por pasajeros. Convertir estos espacios en centros de ocio que puedan visitarse y disfrutarse sin necesidad de viajar se destaca como otra buena opción para lograr que sean más rentables.

En la actualidad, Simon y Vidal ven una tendencia convergente al plantear estos espacios. "Ahora estamos logrando que los aeropuertos americanos y europeos establezcan un diálogo muy efectivo para que exista una coherencia en el trato del pasajero en el lugar de salida y en destino”, concluyen. 

www.luisvidal.com



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos