desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

La vuelta del Villa Magna de Madrid

Lo esperábamos: el Villa Magna de Madrid estrena nuevos interiores donde renace el incondicional espíritu high class de este hotel. Una obra ejemplar bajo el sello de uno de nuestros grandes interioristas, Thomas Urquijo.

Nuevo Estilo 28/06/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



HOTEL VILLA MAGNA DE MADRID
 Tel.: 915 871 234

UN HOTEL ÚNICO EN MADRID
Miembro de The Leading Hotels of the World.
DIRECCIÓN: Pº de la Castellana, 22. Tel.: 915 871 234. www.hotelvillamagna.com
HABITACIONES: Se ha reducido el número a 150 para crear estancias más amplias. Destaca la Suite Real, de 290 m2, con cocina, salón y piano, armarios closets, dos dormitorios y servicio de mayordomo privado.
COCINA SIBARITA: Su ya conocido restaurante Tse Yang, especializado en su alta cocina cantonesa, y el nuevo Villa Magna by Eneko Atxa, donde este joven con estrella Michelín ofrece su visión peculiar de la cocina vasca.
PRECIO: Desde 250 € la hab. doble. 

Resultaba impensable emprender una reforma que obviara el legado de un hotel tan emblemático como es el Villa Magna. Por este motivo esencial, Thomas Urquijo y su estudio, Resco Decoración, pusieron todo su empeño en mantener el lustre y encanto urbano que lo ha definido siempre, a pesar de llevar a cabo una obra integral en la que se han reestructurado espacios, actualizado instalaciones e ideado una renovada imagen.

La decoración muestra el corte tradicional que le correspondía, cierto, pero a la vez destila la frescura de un clásico muy joven y modernizado.

Combinaciones cromáticas punteras, tapicerías lisas y nobles en capitoné y una lista exquisita de muebles diseñados por el propio interiorista conforman, junto con la calidad de materiales y el nivel estructural, un escenario que define el auténtico upper level.

Al plantear la nueva distribución, de cada tres habitaciones se extrajeron tan sólo dos, con el fin de ampliar superficies y así lograr un mayor número de suites. Fue en estas estancias donde, además de ubicar piezas de factura reciente, se llevó a cabo una labor importante de restauración de muebles originales. De fondo, una gama textil en blancos ahumados, grises tostados y camel serenan los sueños.

En definitiva, zonas comunes e íntimas delatan un éxito estético asegurado entre su clientela más chic.   



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos