desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

El placer total existe y está en el hotel The Residence

Es como una burbuja en el tiempo y, apurando, en el espacio. En el hotel The Residence, en Túnez, puedes llegar a perder ambos sentidos, inmerso en un ambiente de bienestar 100%. ¿Responsables? La decoración hiperconfortable, las termas, el paisaje, el silencio...

Nuevo Estilo 28/06/2013
Imprimir
Pantalla completa



HOTEL THE RESIDENCE
 Tel.: : 216 71 910 101

CINCO ESTRELLAS BAJO EL CIELO
DIRECCIÓN: 2070 La Marsa, Les Côtes de Cartago (Túnez). Tel.: 216 71 910 101. www.theresidence.com
HABITACIONES: 155 habitaciones de lujo y 9 suites.
UN PLUS: Su thalasso-spa, que remite a las antiguas termas romanas y al mítico hammam. ¿Los masajes? ¡Súper!
RESTAURANTE: L´Olivier, cocina mediterránea. Li Bai, especialidades asiáticas. El Dar, platos tunecinos.
PRECIO: A partir de 290 € la habitación doble de 35 m2. Consultar tarifas de temporada.
COPIA ESTAS IDEAS
La gama de los crudos. Sigue funcionando, sobre todo en los dormitorios. Para conseguir la elegancia, es importante ser riguroso y no incluir ningún color que disturbe el ambiente.
Dúo de mármoles. En el cuarto de baño queda patente: se trata de mezclar con atrevimiento y en un diseño personalizado dos tonos de la misma piedra; la más oscura, en la encimera de los lavabos.

Sabía que estaba a sólo veinte minutos del centro de Túnez y a otros tantos del delicioso pueblecito blanco y azul de Sidi Bou Said y de las ruinas de Cartago. Lo sabía porque mi avión había aterrizado en el aeropuerto de Túnez pero, increíblemente, no tuve ningún deseo de acercarme hasta estos atractivos lugares. ¿Por qué? Me encantaba el hotel, hacía mucho tiempo que no experimentaba tal sensación de descanso y mimo, de atención excelente. Saltaba a la vista que la decoración tenía como objetivo prioritario la máxima comodidad: camas american king size, tonos neutros, amplitud de espacios, baño con vestidor... pero también el servicio era impecable, lleno de detalles y sonrisas amables. Creo que lo que definitivamente me acabó de atrapar fue su thalasso-spa: piscina de agua salada, jets de masaje, tisanas... El bienestar materializado. También, la existencia de otra exterior, que de noviembre a abril se climatiza y, a dos pasos, el Mediterráneo. Un dato decisivo: vi muchos niños, todos de comportamiento ejemplar. ¿A que es revelador?   



Ver más articulos