desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

Hotel Castell Son Claret, un oasis Balear

Al cobijo de la sierra de Tramuntana, en Mallorca, se esconde el capricho que buscabas: Castell Son Claret, un hotel de tan solo treinta y ocho suites, enmarcado por un jardín árabe para perderse y con una oferta gastro dos estrellas Michelin.

Marta Riopérez 03/07/2016
Imprimir
Pantalla completa



El verdadero lujo de un lugar se traduce en esa suma de experiencias únicas que vives en él y que despiertan todos y cada uno de los sentidos. Y de aquí, del hotel Castell Son Claret, te llevarás a casa un buen puñado de recuerdos para siempre, créetelo. Desde la cálida bienvenida de su personal, tan discreto y amistoso a la vez, pasando por la comodidad y elegancia de las habitaciones, el aroma y el sonido de sus jardines árabes... y las delicias gastronómicas del restaurante Zaranda, que ha recibido este año su segunda estrella Michelin bajo la batuta del chef Fernando Pérez Arellano.

El castillo, que data del s. XVIII y al que se han añadido a lo largo de su historia otras construcciones, fue reformado por sus actuales propietarios, Klaus-Michael Kühne y su esposa Christine, para convertirlo en este hotel exclusivo donde la intimidad está garantizada por el limitado número de estancias, en total treinta y ocho suites distribuidas por los diferentes edificios. Algunas incluyen terraza; otras, un patio secreto; y también las hay con piscina privada. En todas, al abrir de par en par los balcones, huele a bergamota, pomelo, naranja, rosa o jazmín, y en el interior la decoración simple y contemporánea, en maderas nobles, deja paso al relax que seguro has soñado en ocasiones. Y si buscas un plus de relajación, dirígete a su spa, donde podrás pedir un tratamiento personalizado para alcanzar un aura radiante en pocos días.

DIRECCIÓN: Carretera Es Capdellà-Galilea, km 1,7. Calvià (Mallorca).
www.castellsonclaret.com
HABITACIONES: Veinte de sus suites se encuentran en el castillo y el resto, otras dieciocho, están repartidas en villas. Son muy amplias y su decoración sobria, porque las auténticas protagonistas son las vistas y la tranquilidad. Desde 855 € la suite.
SU SECRETO: La antigua capilla de la finca es ahora su Castell Bar. No puedes marcharte sin probar un cóctel de autor firmado por el barman Roberto Muscariola.



Ver más articulos