desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Arte focus

Boom coleccionista

Atesorar arte es un placer. Y compartirlo, todavía más. gracias a importantes donaciones, llegan a nuestro país algunas de las mejores colecciones del mundo.

Texto: Ana Isabel Hernández 23/01/2019
Imprimir
Pantalla completa



Millonarios excéntricos, inversores puros y duros, rendidos admiradores de la belleza... Sea cual sea su perfil, los coleccionistas constituyen uno de los apartados más interesantes de la historia del arte. En España es famoso el legado Thyssen, con las obras adquiridas por el barón y su esposa, Carmen Cervera, expuestas en los museos de Madrid y Málaga, respectivamente. Ahora, nuevas colecciones recalan en nuestro país gracias a las cesiones hechas a museos y centros de arte. 

En el Reina Sofía se concentran varias. A la donación de 39 piezas de doce artistas latinoamericanos contemporáneos (como el brasileño Jac Leirner, en la imagen 3) hecha por la venezolana Patricia Phelps de Cisneros, y a la colección de la galerista Soledad Lorenzo (un óleo de Eric Fischl en la foto 1), se suma el legado de 600 fotografías del histórico grupo Afal (4), propiedad del matrimonio Autric y Tamayo. El archivo del empresario cántabro José Mª Lafuente, uno de los mejores del mundo sobre arte del s.XX, compuesto por 110.000 documentos y 3.000 obras, llegará también al Reina, en 2021, pero esta vez a un centro asociado en Santander, en la antigua sede del Banco de España. 

Cincuenta años. Ese es el tiempo que se verán en Matadero Madrid, desde finales de 2019, las piezas de la italiana Patrizia Sandretto. Maurizio Cattelan (2), Damien Hirst o Anish Kapoor están entre sus autores. Y también este año, el Museo de Santa Fe, en Toledo, y la Casa Zavala, en Cuenca, acogerán 445 obras de las 7.000 que atesora el cubanoestadounidense Roberto Polo, que van desde el siglo XIX hasta la actualidad. 

Por su parte, la cubana Ella Fontanals-Cisneros empezó a comprar arte latinoamericano en los 70 y hoy tiene un reconocido fondo artístico. Parte de él (700 obras) viajará en 2021 a Tabacalera, en la capital, para crear la Colección de Arte Contemporáneo de las Américas. 

Al margen de las cesiones, varias exposiciones se centran en colecciones. El Guggenheim bilbaíno muestra por primera vez fuera de la sede de New York el legado Thannhauser, arte de principios del s. XX (acaba el 24 de marzo). Foto Colectania reúne en Barcelona hasta el 17 de febrero las imágenes de la fundación The Walther Collection. Y la fotografía peruana de la colección Jan Mulder llegará a la Casa de América, en Madrid, desde el 21 de febrero hasta el 27 de marzo.  

RITUAL DE INICIACIÓN

Para empezar a coleccionar, varias iniciativas ofrecen asesoramiento.

First Collectors es un servicio gratuito personalizado que se desarrolla en ARCOmadrid con el patrocinio de Fundación Banco Santander y la gestión de Arte Global (arteglobal.es).

Otra acción de la Fundación Arco, #mecomprounaobra, da el salto digital y posibilita adquirir piezas de hasta 2.000 € a través de koyac.net.

La feria Estampa cuenta asimismo con Colecciona, una programa con diferentes actividades en torno al coleccionismo (colecciona.org).

We Collect Club brinda asesoría en la compra, conservación o tasación; formación; y un repleto calendario de actos (wecollect.club).

Y enfocada a artistas emergentes nace Saisho, una plataforma online que combina la venta y reventa con el mecenazgo y las nuevas tecnologías (saishoart.com)

MECENAS BUSCA ESPACIO

Las grandes colecciones han generado museos propios con arquitectura de autor.

En Madrid, JuanHerreros ha convertido el primer piso de un edificio de 1920 proyectado por Secundino Zuazo en una sala de 1.300 m2 que expone de forma rotativa la Colección Solo, de arte contemporáneo, de Ana Gervás y David Cantolla.

Tuñón y Mansilla dieron forma en Cáceres a la fundación de la galerista Helga de Alvear, y en Suiza, cerca de Basilea, los picasso, cézzane, léger o dubuffet del matrimonio Beyeler encontraban acomodo en 1997 en una magnífica construcción de Renzo Piano.

Al sureste de Francia, en Saint Paul de Vence, se alza el magnífico museo que Sert construyó a principios de los 60 para albergar las obras contemporáneas de otra célebre pareja de mecenas: los Maeght.

Por no hablar de los fondos de la Solomon R. Guggenheim Foundation, repartidos entre los edificios de Venecia –el palacio del Gran Canal–, New York –obra de Lloyd Wright– y Bilbao –firmado por Frank Gehry–.

La lista sigue: la colección de Duncan Phillips, en Washington; The Frick Collection, que se puede ver en Manhattan; el antiguo búnker berlinés reacondicionado por Pawson para los fondos Feuerle; Rosa de la Cruz y su museo en Miami; Maja Hoffmann y su Fundación Luma en la ciudad francesa de Arlés...

TE INTERESA:

Los nombres del coleccionismo del siglo XIX



Ver más articulos