desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Paisajismo

Un jardín a prueba de sequías

Calor extremo y falta de agua para el riego: las condiciones de buena parte de los jardines estos meses no son problema si adoptas unas sencillas medidas y eliges las plantas adecuadas.

Nuevo Estilo 28/06/2013
Imprimir
Pantalla completa



¿Quieres tener la tranquilidad de que tu jardín soportará sin sufrir las cada vez más frecuentes restricciones de riego? Toma unas sencillas medidas de ahorro y prevención, como son la protección del suelo con un acolchado o con plantas cobertoras que mitiguen la evaporación, la instalación de riego por goteo y, esto es crucial, la juiciosa elección de especies que apenas necesitan agua para su correcto crecimiento.

Las plantas del Mediterráneo han desarrollado adaptaciones eficientes para soportar los largos períodos estivales de sequía. Unas se protegen de las pérdidas por evaporación con una pelusa blanca o plateada (santolina, salvia) o con el endurecimiento en sus pequeñas hojas (encina, olivo, rusco). Otras almacenan el líquido en sus hojas o tallos crasos (semperviva, aptenia, sedum). Casi todas tienen largas raíces que llegan a las capas de terreno profundas, donde la humedad es mayor. Las hay que dejan de crecer cuando el agua escasea (madroño). Es más, el exceso de riego y de abono es contraproducente en este tipo de vegetación porque acelera el crecimiento natural y altera la silueta o forma propia de cada especie, menguando su valor ornamental. Además, algunas se debilitan al alterarse su ritmo fisiológico o sufren por el riego en las hojas (casi todas las variedades de crasas) o en las raíces. Y para proteger a las plantas pequeñas del sol directo, colócalas a la sombra de árboles caducifolios que en verano refrescan el ambiente al evaporarse a través de las hojas el agua que bombean las raíces.

RIEGO ECOLÓGICO
Por goteo enterrado o en superficie. Evita los daños a las hojas y la pérdida por evaporación típica de los aspersores.
Profundo y espaciado. Favorece la formación de raíces verticales capaces de llegar a las capas húmedas y mejora la resistencia de la planta a los períodos secos. Son riegos lentos y largos, semanales o incluso mensuales.
Individualizado y adaptado al clima. La programación se ajusta a la humedad real en el suelo, a cada especie y al tiempo atmosférico.
Con compuestos de lenta liberalización. Son geles que proporcionan agua y nutrientes de manera constante. Por ejemplo, Happy Plants garantiza 30 días sin regar. Tel.: 902 152 365.  



| Categorías: Exteriores
Ver más articulos