desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Grandes maestros

Soledad Lorenzo, galerista

Durante 25 años ha estado al frente de una de las galerías españolas más importantes, dejando un estela de absoluta pasión por el arte.

Ana Isabel Hernández 06/08/2016
Imprimir
Pantalla completa



Soledad Lorenzo (Santander, 1937), una de las grandes galeristas del país, cerró su local, en la madrileña calle Orfila, a finales de 2012. Fueron 25 años de coherencia, respeto por la profesión y una visión e intuición para el arte únicas.  
Comienzos. Su relación con el arte se inicia en 1974 cuando, tras regresar de Londres –donde había vivido más de 10 años– después de enviudar, empieza a trabajar en la galería de Fernando Guereta. Un mundo al que nunca se había dedicado profesionalmente hasta entonces, pero que no le resultó ajeno: «Viví en un ambiente intelectual, rodeada de cuadros y libros. Mi padre era coleccionista y amigo de numerosos artistas,y en casa siempre se estaba hablando de arte». A Guereta le segurían la galería Theo, la coordinación de Europalia para el Ministerio de Cultura y la inauguración de su propio local.

LA GALERÍA. Abre en 1986 con una exposición de Alfonso Fraile. Después vendrán otros importantes artistas –«en los 90 montamos la primera muestra de Louise Bourgeois en Madrid»– y la consolidación de un catálogo de primera línea: Barceló, Tàpies, Sicilia, Palazuelo, Schnabel, Longo...  Promotora incansable del arte español, será también la descubridora de Txomin Badiola, Pello Irazu, Juan Uslé o Sergio Prego. «Se elige a un artista como al novio. El arte es pasional, emocional».

DREAM TEAM. Soledad Lorenzo forma parte de un grupo de mujeres galeristas –Juana de Aizpuru, Elvira González, Helga de Alvear, Juana Mordó– determinantes en el panorama artístico español. «Fuimos pioneras en traer el arte contemporáneo y siempre nos ha unido nuestro afán de evolución, de interesarnos por todo lo nuevo que iba surgiendo».



Ver más articulos