desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Interioristas y decoradores

Pia Rubio, el arte de recibir en casa

Es una clara evidencia para esta experta, que ha querido y sabido construir un mundo refinado y estético alrededor del placer de invitar en casa.

Nuevo Estilo 20/11/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Hace unos años, con la familia ya crecida y tiempo disponible, lo que para Pía empezó como una afición –«desde joven me ha interesado la porcelana, tal vez por mi origen francés »–, se convirtió en un objetivo de trabajo. «En aquel momento descubrí que en Madrid no había demasiadas posibilidades de comprar buenas vajillas francesas, alemanas, danesas... y pensé que podía cubrir ese hueco en el mercado y que la gente accediese a firmas como Limoges, Herend, etc., sin pagar precios astronómicos». Abrió su tienda con las ideas muy claras: «Quería que fuera monográfica. Todo debía girar sobre el arte de la mesa: vajillas, cristalerías, cuberterías, mantelerías... y siempre con un criterio estricto de calidad, originalidad y, ¿por qué no?, sentido práctico».

Aquel planteamiento ha funcionado muy bien. Pero no sólo por sus excelentes productos, sino también por la atención, el consejo desinteresado y la flexibilidad con la que se pueden combinar colores, dibujos... Pía nos explica que muchas de estas piezas tan nobles son aptas para el lavavajillas, que actualmente no es necesario comprar un juego completo del mismo modelo, que la belleza del cristal soplado o de los delicados manteles bordados resulta incomparable. Y, claro está, habla entusiasmada del espacio que dedica en la tienda a elementos de porcelana antigua, todos especiales. Como los de su propia colección.

«¿Qué supone la preparación de una mesa? Es una clara demostración de afecto hacia los que convocamos a ella y una forma de expresarnos. Todo está permitido, desde platos cuadrados minimalistas hasta del siglo XVIII, siempre que se imprima un toque personal y no se descuiden los detalles». Y aquí llega la mano experta: «Hay que buscar un punto de equilibrio entre la simplicidad y lo elaborado. Partir de un objeto que nos inspire. A mí me gusta que parezca natural, sin esfuerzo». La mesa que Pía nos ha preparado en su casa responde perfectamente a estos criterios. Hay colores entonados, luces amables, brillos, calidez... La sensación de ser bien acogidos, de que será una cena muy agradable...

CLAVES PARA UNA MESA ESPECIAL

- Lo primero: piensa qué centro adornará la mesa. Puede ser una pieza antigua de porcelana, un cuenco de cristal o de plata... y, a partir de éste, selecciona el resto de los elementos.

- Pon siempre flores. Las rosas son perfectas; elígelas de colores suaves, que reflejen algunos de los tonos de la vajilla, y colócalas en vasos o copas de cristal a lo largo de toda la mesa, entremezclando los arreglos con pequeños candelabros que proporcionen una luz tenue y acogedora.

- ¿El mantel? Blanco, de hilo, batista u organdí. Y mejor con servilletas antiguas.

- Da importancia a la vajilla. Fantásticos los modelos de Herend, Limoges o Royal Copenhagen. Elige un servicio que incluya tazas de consomé con tapa: su efecto visual en la mesa resulta impresionante.

- Y la cristalería, de vidrio soplado de La Granja, Theresienthal o Saint Louis. La mezcla del cristal con los cubiertos de plata y los objetos de bronce dorado crea, bajo el mágico resplandor de las velas, una atmósfera de cálido y luminoso refinamiento.

APUNTA SUS DIRECCIONES
- En una ruta por Madrid, mi punto de partida es la tienda de antigüedades de Marie Christine Reiff (Claudio Coello, 93. Tel.: 914 357 698). Esta especialista en el s. XVIII destaca por una marcada personalidad y un gusto exquisito.

- La galería que frecuento es Daniel Cardani (Profesor Waksman, 12. Tel.: 914 588 279): tienen una gran selección de artistas contemporáneos, muchos españoles, consagrados internacionalmente.

- Las flores las compro siempre en el vivero Shangai (Camino de Valdebebas, s/n. Tel.: 917 662 244) y, como decoradora, me encanta el trabajo de Rosa Bernal (Lagasca, 92. bajo. Tel.: 914 316 949), por su elegancia y maravillosas telas.

- Si necesito un catering recurro a Ana Guerrero (San Onofre, 6. Tel.: 915 216 573): platos originales, servicio impecable y trato personalizado. Para postres especiales voy a Rosalba Lantero (Maldonado, 15. Tel.: 915 648 597): fantástica su pastelería francesa.

- ¿Mi restaurante preferido? Un clásico: Horcher (Alfonso XII, 6.Tel.: 915 220 731).

LO QUE SE LLEVA
- Mezclar platos de varios juegos en la misma mesa.
- La porcelana en blanco y azul vuelve con fuerza.
- Vasos de color para servir el agua y copas de cristal transparente para tomar el vino.
- Los servicios de café o té de época art déco.
- El cristal como materia prima de las vajillas, además, por supuesto, de la porcelana y la loza.



| Categorías: Comedores

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos