desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Creadores

Los muebles singulares de Nikolas Piper

Alemán, afincado en España desde hace más de dos décadas, Nikolas Piper posee un gran don para convertir un simple trozo de metal o madera en un mueble escultórico, de proporciones perfectas y pleno de sensualidad.

Nuevo Estilo 21/08/2018
Imprimir
Pantalla completa



Sus movimientos rápidos y su mirada despierta delatan la inquietud que mueve a este ex creativo de publicidad a la hora de inventar piezas. Fue el herrero mallorquín Antonio Bonet, un gran amigo, quien cambió el rumbo de la vida de Nikolas Piper: «Vino a mi casa de Mallorca y desde el primer momento saltó la chispa entre los dos. Él me enseñó el oficio del hierro, una labor gratificante que me permitía crear con algo tan sencillo como el metal. Yo solo, frente al fuego y un martillo.¡Me encantó la idea!».

En su estudio de la calle Justiniano de Madrid, sus obras para la casa o los espacios públicos evidencian una precisión exacta, en proporciones, soldaduras y juntas. Más que artesanales, parecen trabajos de ingeniería. Los acabados de pintura bicapa al horno, como el de las carrocerías de los coches –otra de sus pasiones– ha sido uno de sus grandes éxitos.

Pero Nikolas Piper ha conseguido también adeptos a sus muebles hechos con otros materiales, como la madera: «Selecciono las europeas, nunca comerciales y algunas, incluso, centenarias, que encuentro en viejas serrerías. La madera de olmo o el nogal español muestran un aspecto increíble». Sin duda, una materia prima de primer orden que somete igualmente a una producción viva y manual, cuidada al milímetro. Y es que todas sus piezas tienen alma, son capaces de traspasar las barreras del tiempo y las tendencias, respetando, eso sí, el medio ambiente.
www.nikolaspiper.com/es



Ver más articulos