desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Grandes maestros

Maddalena De Padova

Dueña de una de las más punteras marcas italianas, la gran dama del diseño milanés cambió en los 60 la forma en que se concebía el hábitat.

Realización y texto: Ana Isabel Hernández 25/04/2018
Imprimir
Pantalla completa



Elegante. Perfeccionista. Un torrente de energía. Quienes conocieron a Maddalena De Padova (1928-2016) coinciden al definir a esta milanesa que, desde que funda en 1956 con su marido, Fernando, la firma homónima, se convierte en figura esencial del diseño.

Todo comienza con un viaje al norte de Europa. Allí se enamora del mobiliario escandinavo y decide importarlo. El éxito es total y Milán se rinde ante estas piezas de moderna estética. Otro flechazo, esta vez con el sello norteamericano Herman Miller, la lleva a crear una división, ICF, para producir y distribuir en Italia las obras de George Nelson, Alexander Girard, los Eames... De nuevo, la repercusión es inmediata. Se convierte en peregrinaje obligado ir a sus tiendas, en las que inaugura una nueva y original forma de exhibir los muebles: dentro de ambientes y en llamativas instalaciones.

Tras fallecer Fernando en 1967, lidera sola la compañía. En los 80, vende ICF y da un nuevo giro a la marca convirtiéndola en editora de su propio catálogo. Colabora con dos grandes creadores que resultan claves: Vico Magistretti, ideando icónicas piezas, y Achille Castiglioni, quien firma también los escaparates más celebrados. Importantes diseñadores se irán sumando al equipo de la firma, que en 2015 se une a Boffi formando un grupo, con Piero Lissoni como director creativo, que afianza su expansión internacional. Hasta el último día de su vida, Maddalena seguirá en De Padova con la misma mirada moderna y renovadora. Su energía nunca se destruyó, solo se ha transformado.

depadova.it



Ver más articulos