desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Arte focus

Joyas de biblioteca: Libros de artista y volúmenes sobre arte

Volúmenes de artista de tirada limitada, escogidos títulos sobre arte, facsímiles de exquisita presentación... estos ejemplares son auténticos tesoros de coleccionista.

Texto: Ana Isabel Hernández 25/04/2019
Imprimir
Pantalla completa



En estos tiempos marcados por los dictados de lo digital, la esmerada edición de un libro supone un valor añadido frente a la feroz competencia de ebooks y tablets. Un volumen bien cuidado convierte la lectura en una experiencia sensorial y al propio ejemplar, en una pieza hermosa que apetece poseer, tocar, mirar, compartir y disfrutar con delectación. En este sentido, los libros de artista, aquellos que muestran el trabajo de un creador realizado ex profeso para este soporte, son un cotizado objeto de deseo, pues se convierten en una obra de arte en sí mismos.

La editorial Ivorypress es una de las grandes referencias del sector. Fundada en 1996 por la doctora Elena Ochoa Foster, y con sedes en Londres y Madrid, funciona, además, como galería de arte y librería. Ha producido volúmenes de, por ejemplo, Francis Bacon, Eduardo Chillida, Olafur Eliasson o William Kentridge. Y cuenta con una colección de títulos –visitable previa cita–, formada por piezas de más de ochenta autores nacionales e internacionales, algunas de ellas, obras clave en la historia del arte (ivorypress.com).

En 2003 comenzaba su andadura Artika, un sello que realiza ediciones limitadas, con un esmerado proyecto al que sigue un proceso artesanal. Entre sus títulos se encuentran Cuerpos y flores, de Antonio López; Cahier de Félins, de Miquel Barceló; o su último lanzamiento, 61, un estuche-escultura de Jaume Plensa, que acoge dos estudios sobre el proceso creativo del catalán (artikabooks.com).

Por su parte, la editorial especializada Ahora, que acumula numerosos reconocimientos, cuenta con un catálogo de quince libros de lujo de gran formato en los que serigrafías y fotografías originales firmadas por artistas se acompañan de prólogos y textos literarios. Una muestra: Floraleza, de Ouka Leele, con poemas de la propia creadora e introducción de Calvo Serraller (ahoraedicionesdebibliofilia.com).

En este panegírico de los libros joya merece una mención aparte Siloé. Este sello burgalés, centrado en facsímiles de manuscritos antiguos, acaba de recibir un Premio Nacional de Edición por su impecable trabajo con el Voynich, un misterioso códice ilustrado de botánica, medicina y astronomía escrito hace 600 años, del que han realizado una réplica perfecta tanto del contenido como del soporte (siloe.es).



Ver más articulos