desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Hablamos con la interiorista Inés Benavides

Curtida en el diseño de mobiliario, esta interiorista explora las virtudes de los materiales nobles, las texturas con carácter y los ambientes pensados para el uso y disfrute. La decoración que practica es una forma de expresión con la que articula espacios armónicos y ultraconfortables.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



MIS LUGARES FAVORITOS
- Un anticuario: Pasear por el Carré des Antiquaires, en París, permite ver una muestra de piezas soberbias. Además, ahora incluyen diseño contemporáneo. La mezcla ideal.
- El hotel: Saint Vincent, en París. Agradable y pequeño, me trae buenos recuerdos. hotelsaintvincentparis.com
- Una librería: Dos: Ivory Press y La Fábrica. Son una mina para títulos de arquitectura, arte, diseño... ivorypress.com y lafabrica.com
- Tienda de diseño: Mint, en Londres. Tiene una selección de creaciones muy interesantes y poco conocidas, algunas de ellas, para todos los bolsillos. www.mintshop.co.uk

Desde que, con apenas 14 años cumplidos, comenzó a realizar sus primeros dibujos, supo que su futuro se orientaría hacia lo creativo. INÉS BENAVIDES es una artista para quien sus obras «fluyen como mi vida». Por ello, resulta interesante conocer cómo, a comienzos de los años 90, la búsqueda de un estudio propició la simbiosis entre vivienda y espacio de trabajo. «Encontré una nave vacía y en desuso, cuyos 500 m2 daban para las dos funciones. Además, el pueblo, Tizneros, es un paraíso de tranquilidad», explica. Y va más alla: «Para mí, el vacío del paisaje y la soledad son requisitos básicos para el bullir de la creación».
Para esta artista, que se inspira en la poesía y la música, y con obra en los fondos del Museo Reina Sofía de Madrid–, el silencio es vital. Así lo plasma en pinturas, esculturas y también objetos que transforma. Por ejemplo, emplea esponjas marinas, ramas de sauce o elementos encontrados al azar que recupera para darles una nueva vida: «Entiendo la escultura como un material sensible y lo mismo puedo valerme del hierro que de un mueble en desuso». 



Ver más articulos