desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Creadores

Las esculturas botánicas de Vladimir Kanevsky

Mitad arquitecto, mitad escultor, siempre artista. Las flores de porcelana que hace Vladimir Kanevsky son un must have entre la socialité norteamericana más –decorativamente– influyente.

Carmen Gª Tardón 17/07/2014
Imprimir
Pantalla completa



Afable, sencillo y un punto tímido, Vladimir Kanevsky viene a la redacción de Nuevo Estilo directamente de París. Conocíamos su obra por revistas y blogs de USA, pero, ¿cómo llega un arquitecto a hacer esculturas botánicas? Un pequeño clavel azul, de porcelana, que vio en el Metropolitan Museum de Nueva York, marcó el inicio de su carrera y de estos centros de flores que juegan al despiste visual por su extrema fidelidad al original. Aunque nos cuenta que su principal influencia fue la colección de flores de cristal del Museo de Historia Natural de Harvard  –«es uno de mis lugares preferidos»–, la porcelana es su elemento.

Tras 20 años de actividad, de prueba-error y de experimentación, su trabajo ahora toma dos rumbos: hacer flores nuevas –piensa en el azahar– y seguir con sus composiciones –dalias, lirios del valle, peonias, sus queridas lilas...–, esta vez mucho más monumentales, con una importante composición escultórica y decorativa. Al preguntarle por el aspecto de su trabajo que más le gusta, no lo duda: «La ingeniería. El lado técnico en la construcción de cada pieza. Al fin y al cabo, soy arquitecto».

www.thevladimircollection.com



Tags: Flores y Porcelana.
Ver más articulos