desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Con nombre

Elena Ochoa y la trayectoria de Ivorypress

La fundadora y directora de Ivorypress nos habla de su intensa trayectoria en el mundo editorial y galerístico, de proyectos de futuro y de los nuevos escenarios artísticos. También nos desvela sus nombres imprescindibles en el arte actual, los que le divierten, fascinan y, sobre todo, inspiran.

Nuevo Estilo 19/01/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



BIO POLIFACÉTICA
- Doctora en Psicopatología, fue durante más de 20 años profesora de la Universidad Complutense de Madrid y, hasta 2001, profesora honoraria del King’s College de Londres. Ha investigado en prestigiosas universidades de Europa y EE UU, y colaborado en prensa, radio y televisión.
- Con el equipo Ivorypress (que funda en 1996) actúa como comisaria de exposiciones. Además, ejerce de patrona de museos, fundaciones y numerosas escuelas internacionales.

MIS LIBRERÍAS DE CULTO
 - Ursus Books and Prints, en Nueva York. Pequeña y familiar, aquí compro novela, ensayo, biografías...
 - Las Kinokuniya Bookstores, en Los Ángeles, son una adicción.
 - City Lights, en San Francisco, donde recompro libros de los 60-70 que presté y no me han devuelto.
 - Da Vila, en São Paulo. Fascinante, bien diseñada, con buena música y personal preparadísimo.
 - Shibuya Books, mi favorita en el barrio tokiota de Jimbocho, la mejor en fotografía, arquitectura y arte.
 - Time Zone 8 está en Pekín y Ivorypress ha colaborado con ella.
 - De Serpentine Gallery y Daunt Books, en Londres, me llevaría todos sus libros, por cómo los exponen.
 - Walter König, en Colonia, es mi referente. Guardan las ediciones de artista en el segundo piso.
 - 7L, en París, todo un placer estético. Es de Karl Lagerfeld y tiene los mejores volúmenes de diseño de muebles, fotografía, arquitectura... 

Una pequeña habitación en una casa en Londres, un teléfono y un ordenador. Son los instrumentos que empleó Elena Ochoa Foster para fundar la editorial Ivorypress hace 16 años. Visitó a encuadernadores, impresores, productores de papel y, por supuesto, llamó a la puerta de aquellos artistas cuyo trabajo la interesaba a lo largo y ancho de Europa y América. Y era habitual verla en las salas de las bibliotecas del British Museum y del Victoria & Albert, de Londres, o del MoMa de Nueva York: «Tenía que aprender cómo hacer libros, cómo producirlos... Editores como Walter König y el fundador de la mítica casa de edición de libros de artista Limited Edition Books fueron muy generosos y me guíaron. Mi afán era crear publicaciones que dieran un paso adelante en el sector».

Ivorypress, con sedes en Madrid y Londres, es también galería, librería y organizan actividades y talleres. «Tenemos un compromiso social, educativo, artístico y cultural. Somos una hothouse que impulsa el arte, la fotografía, la arquitectura y el diseño, ofrece becas –20 hasta ahora– y produce y patrocina grandes instalaciones –como la de Los Carpinteros, que abrió la pasada Bienal de La Habana–», indica Elena Ochoa.

La actividad de Lady Foster es vertiginosa: acaba de inaugurar el curso académico de la Universidad de Oxford –con la fotógrafa iraní Shirin Neshat de profesora invitada– y la muestra Revelaciones, en Madrid, una interesante retrospectiva sobre el fotolibro latinoamericano, dentro de la programación de PHotoEspaña.

Esta exposición se ha preparado junto con instituciones francesas y brasileñas, dentro del Proyecto CPhoto, iniciado en 2005 y que ya ha generado 14 volúmenes. El último número de CPhoto –aparecido en abril, cuenta con Martin Parr como editor invitado y con textos de Vik Muniz– analiza cuáles son en la actualidad los jóvenes talentos en el ámbito de la fotografía latinoamericana.

Y sigue llena de proyectos. Cuando para hacer esta entrevista nos recibe en su galería, recién aterrizada de Nueva York, comenta que ha estado «explorando con Dan Graham –uno de los artistas más influyentes del arte conceptual– la posibilidad de un proyecto fotográfico y de instalación que implicará una relación con Sol Lewitt y Mangold. Al tiempo, preparo la exposición del área de arquitectura que se abrirá en septiembre con Zaha Hadid. Y, ya para noviembre, probablemente presentaremos al artista suizo Not Vital, con quien tengo una estrecha relación desde hace más de quince años». Del próximo volumen de artista, solo nos desvela que lo está haciendo en Berlín: «¡La producción de este tipo de ediciones es tan complicada que es mejor no hablar hasta que el libro esté terminado!».

Para lady Elena Ochoa Foster of Thames Bank –título que le viene de su marido, el arquitecto británico Norman Foster–, «el mercado del arte está más activo que nunca en estos últimos años. En China, el crecimiento es imparable. Estudios de artistas, la constante construcción de museos y el impresionante incremento de casas de subasta me hacen intuir que serán líderes mundiales en tastemakers –creadores de tendencias– del mercado del arte contemporáneo, van a proliferar millones de coleccionistas...». Para la lista de nombres a descubrir, nos matiza: «Jóvenes en edad y revolucionarios surgen a cada minuto, pero no sé dónde o cómo producirán una obra coherente en el futuro... ¿Mi último flechazo? La obra del artista brasileño João de Andrade. Y siempre me sorprenden y fascinan Urs Fisher, Los Carpinteros, Roni Horn, Olafur Eliasson...». 



Tags: Elena Ochoa.

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos