desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

La casa-taller de Lorenzo Castillo

Estuvimos en su Showroom, un palacete del s. XIX totalmente refomado. Una clase magistral de sensibilidad decorativa....

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



En la calle Cañizares, 7 -en el corazón del castizo barrio de Lavapiés, en Madrid– se encuentra, tras unas puertas de paso de carruajes, esta auténtica joya. Un palacete del s. XIX que el interiorista Lorenzo Castillo ha acondicionado y convertido en su vivienda y lugar de trabajo.

La casa fue el palacio del Conde de Torrijos y, después, un almacén de disfraces. Cuando Lorenzo Castillo –fascinado por sus techos de 4 metros de alto y salones de 100 m2– lo compró acometió una gran reforma, condicionada por el hecho de que se trataba de un edificio protegido y, por ello, con una gran cantidad de condicionantes a la hora de intervenir. Se respetó totalmente la arquitectura y los espacios existentes. Se recuperaron todos los elementos posibles –la madera original del suelo, la carpintería, las baldosas de mármol...– y se hicieron instalaciones nuevas.

La construcción consta de tres partes: el patio, en la entrada, donde se ha habitilitado un jardín interior; la galería, a la que se accede tras subir una escalera y que es una amplísima zona de paso; y la vivienda, con varios salones y zonas de trabajo. Conoce con nosotros este privilegiado enclave y disfruta del estilo y el buen gusto en grado superlativo.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos