desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Lo sabemos todo de...

la bañera con patas

Condenada al olvido en los años 50 con la aparición de nuevos diseños y materiales, ahora es reivindicada y muy querida gracias a su potente carácter ornamental.

Nuevo Estilo 27/03/2014
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



1. Origen. Aunque la bañera más antigua data del 2000 a.C., será con la Ilustración cuando surja el concepto precursor del baño actual y las primeras bañeras móviles de hierro con patas o ruedas.
2. Evolución. El desarrollo de la sociedad industrial marca en el s. XIX el auge de las piezas de baño como elemento de distinción en las casas nobles. La llegada a mediados del s. XX de modelos más ligeros y económicos, y la evolución del diseño hará que estas bañeras caigan en desuso. Sin embargo, su rotunda presencia las ha convertido en los últimos tiempos en cotizados objetos de los interiorismos más chic.
3. Materiales. Las bañeras con patas se fabricaban en hierro fundido en una sola pieza y se recubrían con una capa de cerámica. Hoy se pueden encontrar también modelos acrílicos y en resinas sintéticas.
4. Rasgos. De forma ovalada, pueden presentar una prolongación en la cabecera a modo de respaldo y otra en los pies. Piezas torneadas con volutas, o con cabezas o garras de animales suelen formar las patas.
5. La fabrican. Las principales firmas disponen de modelos de fundición con patas en múltiples acabados: Jacob Delafon (www.jacobdelafon.com/es), Roca (www.roca.es), System Pool (www.system-pool.com)...
6. La encuentras en... Tiendas como Gunni & Trentino (de donde procede el modelo de la imagen) tienen una interesante oferta (www.gunnitrentino.es). De forma online, webs como www.banerasconpatas.com permiten adquirir modelos acrílicos.
7. Modelos antiguos. Empresas como Cántabra de Franquicias (www.banerasdepatasantiguas.com) cuentan con una amplia experiencia en su restauración e importación.
8. Consejo. Al tener generosas dimensiones –difícil encontrar una con menos de 1,65 m de largo–, ten en cuenta su tamaño al ubicarla.
9. Nos gusta... Porque aporta al baño un aire retro chic que lo llena de sofisticación y personalidad.
10. Su precio. Desde 1.620 € una pieza restaurada. A partir de 2.340 € el modelo Cleo, de Jacob Delafon.



| Categorías: Baños

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos