desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Claves del arquitecto

Álvaro Oliver Bultó... Recuperar los oficios

Le gusta que sus ambientes sorprendan al espectador y le envuelvan en una grata sensación de confort. Álvaro Oliver Bultó nos cuenta cómo hace para conseguirlo desde su estudio, Foxium arquitectura.

Texto: Míriam Alcaire. Retrato: Montse Garriga 23/08/2018
Imprimir
Pantalla completa



Dedicar tiempo al cliente, ponerse en su piel y crear espacios versátiles que den respuesta a diferentes situaciones a la hora de usarlos son premisas básicas de Álvaro Oliver Bultó –y por ende, del estudio Foxium Arquitectura– cuando acomete un encargo. No se puede hablar de un estilo concreto común a todos los trabajos, cada proyecto tiene el suyo propio, pero siempre se reconocen criterios claros de calidad en lo que respecta a diseño y materiales.

¿Una fórmula habitual en tus obras?
Me gusta emplear el hierro para realizar divisiones, estructuras y mobiliario, y combinarlo con vidrio, espejos y elementos de metalista como mallas y rejillas. Otros materiales imprescindibles para mí son el acero negro y el betún de Judea.

¿Y en cuanto a revestimientos?
La madera de roble o de nogal, los hidráulicos diseñados en nuestro estudio para cada restaurante, las piedras naturales combinadas con techos blancos... La durabilidad y resistencia de los materiales empleados en ámbitos públicos son realmente importantes, y tratamos de reducir la paleta de opciones: utilizamos la misma en varias soluciones, por ejemplo, revestimientos pétreos continuos en pavimentos y paredes, pero que a su vez sirvan para encimeras o mobiliario.

¿Estética o utilidad? Ambas. No se entiende una sin otra. Los proyectos deben ser funcionales, porque si solo son estéticos, tienen poco recorrido.
Consejos para iluminar bien. Dejar que la claridad natural rebose, si eso es posible, y optar por luces cálidas siempre. Aunque yo prefiero iluminar los objetos a las superficies.

Elige un color. Turquesa para retail y el verde pálido para interiores domésticos.

¿Y un textil? Los tejidos naturales como base, combinados con estampados y con colores variados y potentes que generen buenos contrastes.

Para que una casa funcione es vital... Entender el espacio y tener claro el objetivo en función del tipo de obra. Para ello hay que garantizar la funcionalidad y organización, así como el tratamiento acústico, y equilibrarlo con un buen diseño, correcta iluminación y decoración no abusiva.

¿Hacia dónde va el interiorismo?
Ha habido un exceso en el uso de soluciones que tuvieron éxito durante un tiempo, pero que hoy deben cambiar. Me refiero a establecimientos industriales de ladrillo visto, con lámparas de filamento, etc. La tendencia actual es una vuelta a la alta decoración en la que se rescatan profesiones tradicionales como la carpintería y la ebanistería. Pienso que la deriva debe ir en esa línea, con un refinamiento de los espacios y la puesta en valor de un interiorismo más rico, que añada énfasis a tejidos y mobiliario acogedores.

EN SU AGENDA
Una galería de arte: Colnaghi, en Madrid y Londres (colnaghi.com). Anticuarios preferidos: los de la Costa Brava y el sur de Francia.

Sus restaurantes: Toque de Sal, en Madrid (toquedesal.com); el barcelonés Torre d'Alta Mar (torredealtamar.com); y Le Grand Colbert, en París (legrandcolbert.fr).

Un hotel especial: Isla Palenque Resort, en Panamá, para conectar con la naturaleza (islapalenque.com).

Una librería: Pasajes, la visito camino del estudio (pasajeslibros.com).

Tiendas deco: The Rug Company, en BSB (alfombrasbsb.com); Abracadabra Store (abracadabrastore.com); Ateliers C&S Davoy (ateliers-csd.com); o Eichholtz (eichholtz.com).



Ver más articulos