desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Grandes maestros

150º aniversario del nacimiento de Lloyd Wright

Su trabajo supuso un antes y un después en la arquitectura estadounidense y mundial. Repasamos la vida y obra de Frank Lloyd Wright, el mejor arquitecto de Estados Unidos.

Fran Muñoz 08/06/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Nació en Richland Center, Wisconsin, el 8 de junio de 1867. Hijo de William Carey Wright, un pastor y músico, y de Anna Lloyd Jones, una maestra, ambos de origen inglés, durante los primeros años de su vida la actividad ministerial de su padre le llevó a residir en Rhode Island, Iowa y Massachusetts, hasta que en 1878 se instaló definitivamente en una granja de Wisconsin. El paisaje que rodeaba esta propiedad influiría a Frank Lloyd Wright durante toda su vida hasta tal punto que todas sus obras rendirían homenaje a la naturaleza y se fusionarían con ella.

Con 18 años se marcha a estudiar Ingeniería a la universidad de Wisconsin, abandonando dos años más tarde para trasladarse a Chicago y cumplir su sueño de convertirse en arquitecto. Comienza a trabajar en el equipo de Joseph Lyman Sulsbee, pero encuentra su trabajo demasiado convencional y opta por solicitar una plaza en el estudio de los arquitectos Adler y Sullivan, en el que trabajará directamente con Louis Sullivan durante seis años. En 1893, su jefe descubre que está aceptando proyectos en sus ratos libres, lo que despierta su recelo y supone la salida de Lloyd Wright del estudio (no se sabe si fue despedido o si renunció). Este conflicto, que duraría más de dos décadas, supondrá una oportunidad de oro para que desarrolle su propia visión de la arquitectura y abra su propio estudio.

La William H. Winslow House fue su primer proyecto en solitario. Aunque es más conservador que lo que veremos en los próximos, ya se intuye su voluntad de crear un un estilo arquitectónico propio americano, que huiría de la réplica de los cánones europeos imperante en la época. Las Casas de la Pradera, como se denominarían estas residencias, se inspiraban en el paisaje llano del Medio Oeste de Estados Unidos. Contaban con una planta amplia, con gran protagonismo de las líneas horizontales, poca altura, espacios abiertos y sin tabiques y ventanas en las esquinas, que otorgaban vistas en diagonal y aligeraban la construcción. Después de esta casa vendrían otras residencias como la D. Martin, la Avery Coonley y la Frederick C. Robie.

En 1909, exhausto tanto creativa como personalmente, decide abandonar a su familia para viajar por Europa con su cliente y amante Mamah Borthwick. A su vuelta a Estados Unidos,  su círculo social no ve con buenos ojos la relación y los excluyen. Wright creará entonces la casa Taliesin, cerca de Spring Green, que será el refugio y hogar de la pareja hasta que en 1914 un incendio en la propiedad acabe con las vidas de Mamah, sus dos hijos y cuatro empleados. Totalmente destrozado, el único consuelo que encuentra el arquitecto es su trabajo y comienza por reconstruir la residencia y mudarse a Japón, donde realizará una de sus obras más importantes, el Imperial Hotel de Tokyo. 

Entre 1922 regresa a Estados Unidos y, tras no encontrar proyectos en el estudio que abrió en Los Ángeles, se muda a Tailiesin, donde publicará en 1932 el esquema para crear Broadacre City, una ciudad utópica en el campo en la que a cada familia se le daría un acre de tierra. En esta época funda junto a su tercera esposa, Olgivanna, Tailiesin Fellowship, un programa de aprendizaje integral sobre el medio ambiente en el que, además de estudiarse arquitectura, habrá lugar para la ganadería, la jardinería, la cocina, la naturaleza, la música y el arte.

Las últimas décadas de su vida terminaron por situarlo en el Olimpo de la arquitectura del siglo XX con obras como el museo Guggenheim de Nueva York y la Casa de la Cascada, el ejemplo perfecto de arquitectura orgánica adaptada a la naturaleza. Murió el 9 de abril de 1959, con 91 años, más de 100 proyectos planificados y con la mitad de ellos materializados.

En la galería de imágenes que precede estas líneas repasamos algunas de sus obras más icónicas, cuatro de ellas a la venta.

Fotos de TopTenRealEstateDeals.com



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos