desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Carta de la directora

Tu lugar en el mundo

Hemos descubierto que la flexibilidad de espacios, como cualquier flexibilidad en la vida, facilita enormemente la convivencia

Marta Riopérez 26/06/2020
Imprimir

Portada Nuevo Estilo n 505, julio/agosto, 2020

Llega el verano y con él, ojalá, la esperanza. En cualquier caso, esta vez la estación no es el momento de quedarnos parados, que ya bastante nos ha tocado estar así en los últimos tiempos. Después de haber constatado que la casa es en sí un bien maravilloso, pongámonos ya mismo a mejorarla en todo lo que precise, porque, en el sentido más literal de la frase, estás ante tu sitio en el mundo y de ti depende que sea perfecto.

Empecemos por lo evidente: no hay que cambiar todo. Seguro que ya nos iban bien muchas cosas en ella, así que revisemos, reflexionemos... y manos a la obra. Desde la redacción detectamos las mejores soluciones que nos está ofreciendo ahora el sector del interiorismo para ascender en seguridad y calidad de vida, y planteamos cómo sería el mejor procedimiento para conseguirlo.

Primero, empezar por lo más grande: la distribución. Hemos descubierto que la flexibilidad de espacios, como cualquier flexibilidad en la vida, facilita enormemente la convivencia. Sigue por lo que no se ve –muchas veces es lo que está más presente– y revisa los cerramientos y la climatización. Plantéate también la incorporación de los nuevos sistemas domóticos, son elementos discretos, pero decisivos para la habitabilidad de la vivienda.

Y por último, ten presente que comodidad y belleza hace mucho que son buenas amigas: la entrada puede ser funcional y preciosa; la cocina, versátil y con un diseño magnífico; el sofá, superconfortable... y con una tapicería nueva. Vamos a ello, hay mucho bueno por hacer y la casa, tu casa, te lo devolverá.

@martarioperez

Si quieres recibir la revista cada mes en tu casa, suscríbete AQUÍ


Ver más articulos