desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Creadores

Fallece Florence Knoll Bassett, una de las mujeres pioneras en el diseño

El pasado 25 de enero fallecía a los 101 años Florence Knoll, un icono del diseño. Repasamos la vida de esta fascinante mujer.

Nuevo Estilo 29/01/2019
Imprimir

Florence Knoll

Foto: Knoll.com


La historia del diseño estadounidense del siglo XX no se entiende sin ella. Nacida en Michigan en 1917, Florence Schust, huérfana desde los 12 años, pronto demostró su interés por la arquitectura y el diseño. Acogida por la familia del arquitecto Eliel Saarinen, veraneaba con ellos en Finlandia, donde estableció una estrecha relación con el hijo de Eliel, Eero, que más tarde sería su compañero en la Academia de Arte Cranbrook, a la que pertenecía Kingswood School for Girls, institución en la que Florence estudió. Las amistades que hizo y las habilidades que desarrolló mientras estaba en Cranbrook fueron la base de su increíble educación en diseño y de la pionera carrera que después desarrollaría.

Animada por Eliel Saarinen y Alvar Aalto, estudió con algunos de los mejores arquitectos del siglo XX en la Architectural Association de Londres, en el estudio de los fundadores de la Bauhaus, Walter Gropius y Marcel Breuer, en Boston, y en el Instituto de Tecnología de Illinois en Chicago con Ludwig Mies van der Rohe. Tras concluir sus estudios en 1941, decidió mudarse a Nueva York donde conoció a un alemán, hijo de ebanista, que en 1946 se convertiría en su marido, Hans Knoll. Por aquel entonces, él acabada de fundar Hans G. Knoll Furniture Company y ella le convenció para que dejara que se uniera a la empresa. Mientras él se encargaba de los negocios, Florence aportaba su visión y conocimientos sobre diseño y arquitectura.

florence-knoll-coffee-table

Foto: Knoll.com 

Una de las mayores aportaciones de Florence fue la creación de la Knoll Planning Unit, un servicio de diseño de interiores que redefinió los espacios corporativos de la América de posguerra, apostando por diseños limpios, ordenados y de plantas abiertas. «No soy decoradora, yo creo espacios», decía de sus proyectos en los, tomando en cuenta sus antecedentes en arquitectura, introdujo modernos conceptos de eficiencia, planificación de espacio y diseño integral para oficinas. Su equipo investigaba rigurosamente a cada cliente (evaluando sus necesidades, definiendo patrones de uso y entendiendo las jerarquías de la empresa) y presentaba un diseño integral personalizado. Firmaron, entre otros interiores, las oficinas de IBM, GM y la CBS. En muchas ocasiones, Florence diseñaba muebles para estos proyectos que pasaron a formar parte del catálogo de Knoll. Basadas en la filosofía de la Bauhaus, sus piezas estéticamente atractivas, funcionales y posibles de producir en masa se codeaban con las de otras destacadas figuras (y amigos) como Bertoia, Mies van der Rohe y Saarinen, que ella misma se encargaba de fichar. Hoy en día, muchos de sus diseños se han vuelto iconos tan venerados y celebrados como los de sus colegas.

75-stool-de-florence-knoll

Foto: Knoll.com

Después de la muerte de Hans en 1955, dirigió la compañía hasta 1960, cuando renunció a la presidencia para enfocarse en el diseño y desarrollo. Su frase “Good design is good business” ("el buen diseño es un buen negocio", en español) se convirtió en el lema de la empresa, en la que Florence Knoll Bassett (apellido que añadió en 1957, al volver a casarse) estuvo hasta 1965, cuando se retiró. El pasado 25 de enero, con 101 años, este icono del diseño del siglo XX fallecía en Coral Gables, Florida.

Fuente: Elle Decor.
TE INTERESA: 
>> GRANDES MAESTROS: FLORENCE KNOLL, ARQUITECTA>> LOS DISEÑOS MÁS ICÓNICOS DE FLORENCE KNOLL


Tags: knoll.
Ver más articulos