desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Editorial

La carta de Marta Riopérez: ¿Mesa o bañera?

Estoy hablando de los pequeños placeres de la vida, de una buena comida con buena compañía o de un baño relajante en el que disfrutar de la soledad.

Marta Riopérez, Directora de Nuevo Estilo @martarioperez 24/11/2016
Imprimir
Twitter
Facebook
Pinterest

Bañera con patas

Fotos: M. Garriga y P. Zuloaga/I. Sentmenat.


Estoy hablando de los pequeños placeres de la vida, de una buena comida con buena compañía o de un baño relajante en el que disfrutar de la soledad. Dos momentos maravillosos que se viven en casa de modo inigualable y a los que dedicamos este número de diciembre, repleto de detalles deliciosos. Me gustaría detenerme en el comedor para rogaros que, por favor, pongáis en él la máxima atención a la hora de decorarlo. No se trata de casar una mesa con unas sillas ni (solo) de perseguir un gran efecto estético, sino de buscar un espacio donde las horas pasen felizmente sin que moleste la luz de una lámpara (maravillosa, eso sí) demasiado fuerte, o la altura de unas sillas (qué bonitas aquellas heredadas) desproporcionada con la de la mesa. Eso, por poner dos ejemplos, porque hay muchos más aspectos a los que dedicarse si no queremos oír demasiado pronto: «¿Nos sentamos en el salón a tomar el café?». ¿Mi consejo? No dudéis en cambiar aquello que haya demostrado que no es cómodo por mucho que hayáis invertido en ello. La decoración está para ser dichosos y más en estas fechas, frente a una mesa de fiesta. Por otro lado, está la bañera, ¡la querida bañera! Todas las que presentamos me vuelven loca. No sé si decidirme por la más moderna, con prestaciones de última generación, o por la clásica de patas, tan romántica. ¡Y en qué escenarios! Actúan como reinas de los espacios donde se encuentran para que tú te sientas especial al sumergirte en ellas. Sí, la deco nos puede hacer muy felices.

@martarioperez

comedor

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos