desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Editorial

La carta de Marta Riopérez: Que corra el aire

Eliminar obstáculos siempre me parece oportuno. Lo vemos en los proyectos que presentamos ahora, donde las casas van quitando tabiques y las zonas resultantes se aprecian de una sola mirada.

Marta Riopérez, Directora de Nuevo Estilo @martarioperez 23/03/2017
Imprimir

Salón espacios diáfanos

La idea me ha venido a la cabeza al observar la nueva decoración. La tendencia que está llegando –y que probablemente se asiente, pues tiene mucho de amable y eso siempre se agradece– está muy relacionada con la fluidez: en los espacios, que se despojan de piezas, y en las formas, que lo apuestan todo a los diseños curvos. A mí me gusta. Eliminar obstáculos siempre me parece oportuno. Lo vemos en los proyectos que presentamos ahora, donde las casas van quitando tabiques y las zonas resultantes se aprecian de una sola mirada. Para conseguirlo hay que tener muy claro el concepto de orden, fluido no significa caos. ¿Cómo se logra? Con paramentos de cristal –limpios o divididos con un juego geométrico de perfilería metálica– o dejando a la vista los pilares (de madera, metal, hormigón...). Eso en cuanto se refiere a los recursos estructurales.

CH-AIR-silver-pillow-darkblue

Con respecto al mobiliario, vas a ver cómo ganan puntos las líneas redondas, desde las mesas de comedor o auxiliares hasta los asientos en todas sus versiones –butacas, sillones, sofás y pufs–, así como los estampados botánicos, que resultan tan flexibles visualmente.  Y un último apunte en este sentido que afecta a los materiales: ¡vuelve la caña! Más ligera, imposible. Esta fibra tan setentera reivindica su lugar en los interiores más sutiles: atención a cómo cobra importancia combinada con otros acabados más rotundos; su liviandad y falta de importancia le conceden una gracia casi naif que viene a poner un nuevo toque de frescura. Admítela sin reservas.


Ver más articulos