desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Nuevo Estilo Nº 493

La carta de la directora: Descansa y baila...

Se ha convertido en un mantra. Os lo voy a explicar...

Marta Riopérez 22/03/2019
Imprimir

La carta de la directora: Descansa y baila...

Se ha convertido en un mantra. Os lo voy a explicar. En una misma semana, dos amigas muy diferentes –con las que estaba hablando por whatsapp– se despidieron escribiéndome: «Descansa». No un emoticono divertido o afectuoso, ni un bss cualquiera. Descansa. Me pareció muy cariñoso y acertado, tanto que al hablar con otro amigo cercano, terminé de escribirle de igual manera. Descansa. Seguro que él ha empleado esa palabra para decir adiós a otra persona de su entorno. Y esa a otra. Es un deseo que espero que se haga viral, pero, sobre todo, que se haga real.

Estoy por asegurar que la mayoría de los que me leéis lleváis un tute considerable (un tute, Dios mío, qué palabra, acabo de revelar mi edad al Universo), llenos de trabajo, y compromisos entre los que se incluyen viajes y diversiones variadas. Qué agotamiento. Creo que esta es la razón de por qué la cama está recibiendo tantas atenciones por parte de interioristas y empresas de mobiliario: cada vez pasamos más de nuestro tiempo libre en ella. Aquí ya no solo se lee o se tienen interminables conversaciones telefónicas, ahora también se ven series y se consultan las redes sociales durante horas. Son lugares más privados que nunca en tanto que en ellos, además de dormir, se descansa. Lo veo al repasar el Dossier Dormitorios que vas a encontrar en este número. Los colchones y canapés se hacen cada vez más técnicos. Cabeceros, iluminación y auxiliares no solo han de ser bonitos, sino preparados para las muchas funciones que desempeñan, tengámoslo en cuenta. Y un último consejo: no nos liemos más, si hay que descansar, que sea por bailar.

@martarioperez

portada-nuevo-estilo-n1-293.-abril-2019_articuloApaisada

Ver más articulos