desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Bélgica

Una casa de campo llena de glamour

El amor, a partes iguales, por lo artesanal, el estilo fifties y la sofisticación de aquel Hollywood dorado convierten esta casa de vacaciones, reformada por el decorador belga Gert Voorjans, en un espacio singular y gratamente atípico. 

Nuevo Estilo 03/08/2018
Imprimir
Pantalla completa



Un delicioso jardín inglés declina una paleta infinita de verdes en torno a esta casa situada en la villa balneario de Knokke-Heist, conocida como el Saint-Tropez belga por su charme y ambiente animado. Cerca de la frontera con Holanda y bañada por las aguas del Mar del Norte, es el lugar perfecto para gozar del descanso, la quietud y de kilométricas playas de arena fina. Así lo pensaron los jóvenes propietarios al adquirir una típica edificación local que, gracias al trabajo del interiorista Gert Voorjans, ahora encierra ambientes completamente atípicos. Para explicar la aparente incongruencia, hay que decir que este mago del estilo posee un punto de vista estético único e inconfundible, como ha dejado bien patente en las tiendas del creador de moda Dries van Noten y en su libro Interior Life.

En este proyecto ha conservado y recuperado algunos materiales existentes en el edificio, que data de 1920 y que «es un ejemplo del modelo upstairs-downstairs»,comenta Gert Voorjans. Además de algunos cambios en la distribución, que ha dotado de tres ambientes de tertulia al salón con especial énfasis en la zona cercana al mirador, diseñada muy al estilo british, el primer golpe de efecto es la entrada. Rebosa el glamour mid-century de Hollywood y tal efectismo lo logra la elección del vibrante estampado que viste las paredes. El trabajo de interiorismo ha unido excepcionales piezas de coleccionista y elementos expresamente ideados a medida, como los armarios. Una elección que rinde homenaje al concepto Arts & Crafts y es que en esta casa son alérgicos al plástico y profesan devoción por lo natural y lo artesano. «Puedes sentir en la piel que cada uno de estos objetos está realizado por una persona», concluye Gert Voorjans. 

Ideas del interiorista: Gert Voorjans (www.gertvoorjans.com)
Una arquitectura que funciona. Esta residencia familiar conserva la forma típica de las construcciones de la zona belga de Le Zoute, donde está. El edificio data de 1920 y tiene la tradicional distribución repartida en una planta de calle y dos pisos.
Quedarse con lo bueno. La singularidad del proyecto de interiorismo ha respetado los valiosos elementos preexistentes. Un ejemplo es el suelo de parqué, colocado en espiga y que, en algunos tramos se ha recuperado de forma manual.



Ver más articulos