desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona

Una vivienda con tesoros retro

Lo que antiguamente fue un taller de joyería en el barrio de Gracia es ahora una vivienda reformada con personalidad. Una miscelánea de tesoros retro componen la chispeante atmósfera.

Nuevo Estilo 14/10/2020
Imprimir
Pantalla completa



Antes, este bajo de un edificio de 1910, en una calle peatonal del barrio barcelonés de Gracia, acogía un taller de joyería. Ahora, como en un guiño a su antigua función, sigue guardando joyas en su interior. Todas las que atesoran sus propietarios. Como ellos explican, «al ser un bajo, eliminamos gran parte de los tabiques interiores y acristalamos la fachada del patio para que la luz llegara hasta el fondo de la vivienda».

Cuando acometieron la reforma decidieron crear una distribución abierta, tipo loft. Luego, la familia se fue ampliando y hubo que adaptarse a la llegada de los niños. Pero querían mantener ese gran espacio que tan bien les había funcionado durante años, por lo que las tres habitaciones se hicieron de pequeñas dimensiones, sacrificando lo menos posible la zona común, que es donde realmente hacen la vida y pasan la mayor parte del tiempo. 

Los techos con bóvedas de ladrillo, las columnas –también de ladrillo y que se pintaron de blanco– o el suelo de gresite hidráulico rojo son características que definen la casa: se encargan de recordar sus orígenes fabriles y potenciar la estética lofty. Después, el savoir fair de los dueños imprimió a cada uno de los rincones un carácter muy particular. 

La decoración es una muestra del espíritu y los criterios de la tienda Antique Boutique. En palabras de Sonia Pérez Catalá, «escogemos lo que nos entra por los ojos y nos enamora. No nos importa si está de moda o es de este o aquel diseñador. Podemos mezclar sin problemas una talla del s. XVIII con una silla de los años 60».

IDEAS DEL PROYECTO.
Colores que alegran. «Son muy importantes para nosotros. Además de animarnos la vida, aportan frescura e iluminan los objetos antiguos, resaltándolos aún más. Nos gustan las gamas de verde, naranjas, ámbar, blancos, dorados...».
El efecto espontáneo. Las piezas, los papeles, los tejidos..., en un potente cóctel de estilos, formas y procedencias, se han ido incorporando paulatinamente sin obedecer a cánones predeterminados: «Si algo nos gusta, le hacemos hueco». 



Tags: Loft y reforma.
Ver más articulos