desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Una decoración serena y elegante

Soluciones ingeniosas y toques sutiles. Espacios que se abren a otra perspectiva, nuevos rodapiés, molduras... y una decoración que serena y da equilibrio. Con pocas obras y muchas ideas, el interiorista Luis Puerta ha transformado por completo esta casa madrileña.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Sustituir los cristales por lunas de espejo en las puertas que comunican el dormitorio principal y su cuarto de baño consigue un doble beneficio para ambos. Amplía ópticamente el espacio, duplica la luminosidad contrarrestando la ausencia de luz en el baño y conexiona las dos estancias. Devolver a esta casa la dignidad perdida. Algo tan concreto y a la vez tan sutil, porque esta vivienda madrileña, aunque antigua, había sido reformada en los años noventa y tanto su estructura como su distribución eran aceptables. Eso sí, le faltaba ese toque mágico que llamamos estilo, sensibilidad, equilibrio... En definitiva, necesitaba una nueva mirada, como la aportada por el decorador Luis Puerta, que encajase las piezas existentes y diera coherencia al puzzle.

Simplemente con cambiar de lugar algunas de las puertas, sustituirlas por reproducciones de la única original que se mantenía y renovar jambas, molduras y rodapiés, la transformación fue total y absoluta. El resto se ha conseguido con una decoración cuyos máximos objetivos eran la unidad, la calidez y la armonía. Una decoración básica, en palabras del interiorista, que en primer lugar unificase tonos –la casa estaba pintada en distintos colores–, apostando por el blanco roto en las paredes y conservando el excelente pino melis del suelo.

La organización de los ambientes ha variado en algunos casos. El comedor, por ejemplo, se encontraba antes en un espacio independiente que comunicaba con el salón. Ahora se integra en éste y la antigua zona de comer se ha convertido en una salita de estar familiar. Un reparto de los metros que hace la vida diaria más cómoda y práctica, sin duda.

También se han sustituido todos los puntos de luz del techo por focos perimetrales empotrados que bañan las paredes, a la vez que desde éstas, otros focos se dirigen hacia lo alto. La línea estética seguida mezcla con gracia lo antiguo y lo moderno, conjuga el mobiliario de líneas rectas –como los sofás– con las curvas de las piezas de época, a la vez que contrasta los tonos blanco y chocolate en un virtuoso ejercicio de elegancia y equilibrio. Y en estilo intemporal no faltan los detalles de plena tendencia: pantallas negras en las lámparas, troncos de madera que son mesas o taburetes, grupos de piezas de cristal, fósiles, conchas marinas, bustos africanos... Un compendio de pequeños objetos que dan vigencia a los ambientes y son el broche de la decoración actual.

IDEAS DEL INTERIORISTA. LUIS PUERTA (tel.: 659 866 503)
Dar valor a la casa. La remodelación ha recuperado elementos perdidos en anteriores reformas, como las puertas en arco acristaladas y las molduras. Además, se colocó un rodapié más alto, lacado en blanco, que visualmente da más altura a la pared.
Cortinas y caídas: pura elegancia. En blanco roto e iguales en toda la vivienda para dar mayor unidad al proyecto de decoración. Son de seda rústica adquirida en José María Ruiz y ayudan a lograr la deseada atmósfera de calidez y serenidad.



Ver más articulos