NuevoEstilo

Carcasonne, Francia

Una casa francesa con espíritu rural

Los nuevos propietarios de esta casa en el sur de Francia la reformaron, respetando su singular espíritu rural y poniendo el acento en todo aquello que evocara encanto, comodidad y sabor.

M. J. Revilla 03/08/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Una neoyorquina y un sudafricano se enamoraron durante un viaje en tren a París. De aquel flechazo surgió la decisión de cambiar de vida y quedarse en Francia. Cuando compraron esta casa, una construcción rural del siglo XVII cercana a Carcasonne, «mantenía sus señas de identidad, chimeneas de mármol, molduras, suelos de cerámica... Pero, por supuesto, necesitaba una modernización en profundidad», comenta Annie, la propietaria.

Ella y su marido, Colin, especialistas en este tipo de reformas, trabajaron durante cuatro años renovando instalaciones y cambiando la distribución, cuidando siempre cada detalle para mantener el espíritu original y con la intención de dar forma a un confortable alojamiento que ahora, con el nombre de Camellas-Lloret, alquilan para vacaciones.

Además de conservar los elementos antiguos, el punto fuerte de la reforma y la decoración fue que todo lo nuevo sugiriese el paso del tiempo, es decir, que cada rincón tuviera pinceladas de diferentes épocas, como una casa que, viva a lo largo de muchas décadas, deja lucir su bagaje y su historia. Así, la pareja comenzó una búsqueda por los talleres, mercadillos y almonedas de la zona, y también construyeron ellos mismos algunas de las piezas con materiales de derribo, como las camas, para las que Colin utilizó madera vieja de la propia finca. El jardín tuvo que ser remodelado totalmente con el fin de crear uno de los espacios con más encanto de la vivienda, pensada para desconectar y disfrutar de un estilo de vida sencillo.

Ideas de la decoradora
Annie Moore (annie@camellaslloret.com)
Espíritu eco. Un profundo compromiso con la sostenibilidad ha llevado a los propietarios a hacer del reciclaje y los materiales naturales su bandera: han preservado de la vieja construcción todo lo que pudieron, han realizado muchos de los muebles con sus propias manos aprovechando maderas de derribo, y todos los materiales y textiles elegidos son naturales.
La claridad como objetivo. Los espacios se abren a la luz, que se potencia con el uso del blanco en mobiliario y paredes, algunas pintadas con pigmentos a la cal artesanales y otras, con pinturas de la firma inglesa Farrow & Ball.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos