NuevoEstilo

Mallorca, España

Una casa con encantador estilo árabe

Esta casa payesa mallorquina se asienta sobre cimientos que datan de tiempos de los árabes, juega con los volúmenes de la arquitectura popular y exhibe una colección de arte actual que es todo un lujo contemplativo. Es un proyecto de Antoni Esteva.

Nuevo Estilo 12/04/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



En el interior, paredes encaladas, recias vigas de madera a la vista, puertas de cuarterones y suelos de piedra caliza de Binissalem conforman espacios acogedores. Fuera, el patio y el porche se iluminan con la brillante luz de Mallorca y desde la terraza, sobrevolando cubiertas de teja árabe, la mirada se aleja hasta un monte cercano.

Sin duda, estas características dan fe de que este refugio mallorquín nos habla de tiempos pasados. No en vano, los cimientos del edificio conservan la estructura original de una vivienda construida por los árabes en el siglo IX. Además de la base sobre la que se asienta, tanto los tabiques como las vigas y otros elementos arquitectónicos propios de una arquitectura sin arquitecto se han mantenido o adaptado a la hora de adecuarla a su uso actual.

La distribución –como no podía ser menos– se ha realizado atendiendo a esa particular estructuración. Se organiza en tres plantas: en la baja están la cocina y el estar junto al patio; en el primer piso, los dormitorios y un cuarto dedicado a biblioteca; y, en el segundo nivel, otra amplia sala de estar, con acceso a la terraza, que se asoma a un paisaje de tejados y casas bajas.

En cuanto a los materiales emplea- dos, el respeto ha sido también ejemplar, ya que todos proceden de la zona –como la piedra de Binissalem– o son recuperados. ¿El resultado? Ambientes luminosos que establecen juegos de alturas y perspectivas inusuales para exhibir piezas de arte de un modo singular que las realza y pone en valor.
IDEAS DEL PROYECTO
- Gama cromática. La desnudez y el espíritu sencillo que caracteriza a este proyecto se refleja –además de en el planteamiento de la reforma–, en la elección de un abanico de colores y texturas, en tapicerías y mobiliario, que se inspiran en la naturaleza.
- Muebles de obra. Consiguen un plus de simplicidad en la cocina que, de este modo, se adapta al carácter rural de la edificación y a sus modestos orígenes. También, destaca por su funcionalidad.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos