desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una casa sofisticada y atrevida

En esta casa de ambientes diáfanos, la huella del pasado permanece mientras el empleo del microcemento afianza su look actual. Es un trabajo de la interiorista María Querencia.

Realización: Mercedes Díaz de Rábago. Texto: Aránzazu Díaz Huerta. Fotos: Pablo Sarabia 26/03/2018
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



La interiorista madrileña María Querencia López, en colaboración con la empresa Homecret, ha desplegado en esta vivienda-showroom una sugerente batería de recursos y acabados con el micromento como estrella indiscutible. El primer paso fue proyectar una reforma completa para cambiar la distribución original, ya que las habitaciones eran demasiado pequeñas. Así, se concibió un nuevo espacio diáfano de techos altos y muy luminoso, donde encontramos el único rastro de su pasado que se ha mantenido: la carpintería de los pilares y de las contraventanas. Un detalle que añade encanto al ambiente mediante el contraste de épocas y estilos, ya que el edificio, de arquitectura ecléctica, data de 1910.

La decoración juega con la variedad de tonos y texturas que aporta el microcemento gris perla o de color trigo elegido para las paredes, o el blanco que encontramos en los suelos. Aunque, sin duda, «el toque más atrevido es su convivencia con el acabado oro que lucen muchos de los detalles del salón, así como con el mármol blanco, el capitoné del chester encontrado en un mercadillo londinense o el terciopelo rosa de las sillas del comedor», explica la interiorista. Todo ello, aderezado por la magia que le otorgan las obras de arte y la mimada selección de objetos.  Y es que el dinamismo de unas estancias tan vivas, unido a la evocación del pasado, genera una atmósfera de tintes románticos donde el glamour de las pequeñas cosas enamora sin remedio.

Ideas de la interiorista MARÍA QUERENCIA (www.mariaquerencia.com)
El microcemento es el material que predomina en toda la casa. Utilizado en una sugerente variedad y mezcla de texturas, se consiguieron unos espacios neutros con colores suaves y muy naturales.

Se respetaron elementos de la carpintería original, dejando a la vista los pilares de madera y recuperando las contraventanas, como una forma de combinar materiales clásicos y modernos.

La zona de la ducha está recubierta por una fibra de vidrio con estampado floral en tonos grises que sirvió para añadir un toque de frescura al baño.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos