NuevoEstilo

A Coruña, España

Una casa con aire modernista

Este es el relato de una casa indiana en A Coruña a la que el estudio Ramisa Projects & Fun devolvió todo su esplendor modernista.

Gema Marcos 20/08/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Ramisa Projects & Fun es un estudio con un concepto de trabajo distinto a lo que conocemos –¡su nombre ya lo delata!–. Ramiro Mora e Isabel Otero, sus fundadores, poseen un don para localizar construcciones singulares y transformarlas en nuevos espacios donde mezclan con destreza estilos, épocas y culturas. Uno de sus últimos descubrimientos fue esta casa coruñesa de 1900, muy próxima a la playa de Santa Cristina y su ría: «Estaba muy deteriorada. Como en todas las obras, lo primero que hicimos fue imaginar, e inventar, cómo podría haber sido la edificación en origen, con todo su esplendor modernista, para no perder su esencia en la reforma y devolverle su dignidad», nos explican los interioristas, que vieron un gran potencial en esta casa de indianos que llegó a ser un restaurante con embarcadero al que muchos clientes llegaban en hidroavión. Fuera, en el jardín, todavía habita una palmera, algo típico en las viviendas de aquellos que emigraron a América.

La intervención era compleja, pero clara. Por un lado, debían plantear una distribución actual adaptada a las nuevas necesidades, con espacios más abiertos y sociales; y por otro, había que devolver toda la belleza a la construcción renovando una lista impecable de elementos y materiales que nos hicieran viajar a sus primeros tiempos: «En nuestras obras, la estructura se ve siempre seriamente intervenida, pero intentamos que esa transformación no se perciba y parezca que todo es original. En esta ocasión, las fotografías antiguas de la casa que nos enseñaban, su época dorada y su maravillosa historia –primero como restaurante y después como criadero de chinchillas– fueron nuestra inspiración», afirma Isabel. Una vez rematado el escenario, con cuidados detalles ornamentales y por el que se hizo circular la luz con total libertad gracias a nuevas galerías con cristales emplomados –diseño del estudio y obra de Vidroforma–, llegó el momento de decorar cada estancia. Y entonces entraron en escena fascinantes muebles que los autores fueron localizando en diferentes viajes, anticuarios y mercadillos.

Ideas de los interioristas
Ramisa projects & fun (www.ramisaprojects.com)
Pasado modernista. Había que revivir el encanto de la arquitectura primigenia y, como consecuencia, las nuevas estructuras y acabados muestran una estética muy decorativa, propia de la época: suelos hidráulicos, cornisas trabajadas, techos con baquetones y grandes rosetones, vidrios emplomados en las galerías o pilares de fundición. Un espectáculo que encuentra en la gama de tonos neutros el perfecto aliado.
Distribución actual. Todas las plantas se reorganizaron para adaptarlas a las nuevas formas de vida. De esta forma, se diseñaron espacios comunes diáfanos y se optimizó la luz natural para conseguir con ello mayor frescura a través de lucernarios, tragaluces y galerías de cristal que separan estancias.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos