NuevoEstilo

Cáceres, España

Un refugio para invierno y verano

La atmósfera creada por la interiorista Isabel López-Quesada puso fin a la sensación de recién construido en este refugio cacereño de fines de semana.

Nuevo Estilo 17/02/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Estamos ante una casa de diseño moderno, con volúmenes cúbicos y grandes ventanales de cristal, pero también ante un refugio de fin de semana y vacaciones en medio de la naturaleza. Situada en una “isla de interior” –forma parte de la urbanización Marina Valdecañas, creada alrededor de un campo de golf en el pantano cacereño del mismo nombre–, la vivienda es completamente nueva, por lo que solo se realizaron algunos sencillos cambios, como agrandar el tamaño de la chimenea y modificar el color de las carpinterías.

Los esfuerzos se centraron en los interiores, en lograr la calidez y comodidad que deseaban los propietarios y en «darles alma», como lo define Isabel López-Quesada, autora del proyecto decorativo.

La interiorista eligió pintura blanca y tonalidades naturales, salpicadas de negros y grises, para todos los espacios. Este marco neutro lo fue enriqueciendo con elementos que aportan un encanto cálido y sencillo: piezas adquiridas en almonedas, muebles a medida realizados con viejas maderas y tejidos de ricas texturas componen un conjunto sosegado y feliz. Un escenario en el que los toques de mobiliario popular, los numerosos trofeos de caza –deporte al que los dueños son muy aficionados– y el paisaje que se cuela por las ventanas nos recuerdan que estamos en el campo.

IDEAS DE LA DECORADORA: ISABEL LÓPEZ-QUESADA. Tel.: 914 119 612.
www.isabellopezquesada.com
- Espacios con identidad. Para equilibrar el binomio casa de campo-arquitectura contemporánea, los interiores recurren a bazas seguras, como el uso de textiles, los tonos naturales y los muebles de almoneda, que aportan calidez, intimidad y la belleza de las piezas con pasado.
- Frescura y calidez. Son aquí perfectamente compatibles, es más, se han propiciado ambas sensaciones con la elección de colores y materiales. Un ejemplo: las gruesas esteras que cubren el suelo del salón-comedor y la alfombra del dormitorio, de lana brasileña pero en tono blanco.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos