desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Valencia

Un piso valenciano por Carlos Serra

Con un interiorismo cargado de sensibilidad, Carlos Serra ha hecho de este piso valenciano un lugar especial. La combinación de piezas étnicas, muebles contemporáneos y un fondo blanco 100% ha sido su principal arma.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



En realidad, a Carlos Serra no le ha resultado un trabajo difícil la decoración de este piso. Sólo ha tenido que ser él mismo. Y es que cuando la propietaria le encargó el proyecto, le pidió que la casa tuviera al cien por cien el sello de Mercader de Indias, el estudio-tienda del interiorista (mercaderdeindias.com).

Situada en el centro histórico de Valencia, la casa, 150 m² distribuidos en salón-comedor, cocina, dos dormitorios y dos baños, se encuentra en un edificio antiguo totalmente rehabilitado. «La vivienda –comenta Carlos– acababa de ser reformada por la promotora, y con muy buen gusto, por lo que sólo tuvimos que planificar su decoración. Y en esto la dueña, una joven profesional, nos dio total libertad, con una única condición: quería que los ambientes fueran extraordinariamente luminosos y despejados».

El blanco se ha convertido de este modo en la gama dominante y casi absoluta: así baña las paredes y techos, y luce también en el acabado de los muebles y telas elegidos por Mercader de Indias. Sólo el suelo de tarima de roble que pavimenta casi toda la casa, los cuartos de baño, en tono topo, y algunos detalles en marrón en el dormitorio principal rompen el predominio de este color. Una inmaculada hegemonía que logra multiplicar la luz natural que reciben las estancias.

En cuanto al tipo de mobiliario, Carlos Serra ha manejado con total acierto el estilo que le caracteriza. Esto es, la elección de modelos contemporáneos –algunos, piezas clásicas del diseño– que combina con objetos étnicos y antigüedades. Máscaras africanas y cinturones antiguos indios se alternan con leones de piedra o cerámicas chinas para dotar a la vivienda de fuerza, sofisticación y, sobre todo, de personalidad cosmopolita.



Ver más articulos