desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una casa de escala superior

De la mano de Pascua Ortega, este piso madrileño revolucionó su alma con un interesante mix de materiales, una cuidada lista de mobiliario y una impecable puesta en escena. Calidad y elegancia se transforman en magia.

Nuevo Estilo 14/02/2018
Imprimir
Pantalla completa



Un gran decorador siempre deja su huella –su genio– en cada espacio que maneja. Es indiscutible. En el caso del interiorista Pascua Ortega, el dominio de la luz teatral, el orden peculiar de las piezas y el sutil espectáculo en la mezcla de texturas son sellos que lo identifican y diferencian. Tres factores que se repiten en este piso madrileño, donde él y su equipo llevaron a cabo un proyecto de reforma e interiorismo integral. Se requería un cambio de distribución completo que se adaptara a las necesidades de los nuevos propietarios, una familia numerosa que buscaba más dormitorios y áreas comunes amplias.

La estructura originaria permitió, sin apenas trabas, la reorganización que se deseaba. En cambio, los techos resultaban demasiado bajos para una vivienda con las generosas dimensiones de ésta y sus numerosas estancias. Este inconveniente se resolvió mediante un interesante juego de cajeados y fosas en cada habitación: una solución estética –muy característica del estudio de Pascua Ortega– que sirve a su vez para ocultar luces indirectas. De esta forma, se logran ambientes nocturnos de cierto misterio con los que el espectáculo está siempre servido. Después llegó la elección de los materiales que vestirían cada espacio.

La calidez y la elegancia atemporal fueron las máximas a seguir al confeccionar la lista. En el suelo, una tarima de roble teñido, con lamas de gran anchura y longitud, eleva la calidad. Las alfombras de lana y la sabia mezcla de tapicerías que conviven en muebles únicos, todos con alguna historia reciente o pasada, se encargan de marcar el estilo. Como guinda del pastel, destellos dorados en marcos, cornucopias y otras piezas ornamentales. Todos son ejemplos sobresalientes del glamour y la exquisitez adoptados como lema del proyecto.

IDEAS DEL INTERIORISTA: Pascua Ortega (Tel.: 914 291 551)

- Techos en movimiento. Su escasa altura obligó al estudio a realizar un equilibrado juego de volúmenes en escayola con diferentes niveles. De este modo se gana profundidad.

- Vida en las paredes. Madera, papeles con acabado textil, pintura al estuco... Se ha buscado una gran variedad de texturas dentro de una gama serena y clara.

- Cultura ecléctica. Griferías modernas, manillas de acero y muebles realizados en chapa de coche se encargan de refrescar una casa donde se dan cita muchas antigüedades.



Ver más articulos