desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona, España

Un piso art & eco friendly

En la reforma de este céntrico ático de Barcelona, Estudio Onikot siguió estupendos, y muy recomendables, criterios de arquitectura ecológica. Además, sus materiales, piezas de mobiliario y obras de arte forman una miscelánea que rebosa dinamismo, frescura y espectáculo.

Beatriz Fabián 15/02/2019
Imprimir
Pantalla completa



Situado en un edificio barcelonés de los años cincuenta, este ático, que nunca se había mejorado o transformado, se ha sometido a una rejuvenecedora reforma integral, obra de la interiorista Rita Onikot. En su proyecto, el objetivo primordial fue crear una vivienda cómoda para una pareja con un hijo de dos años, a los que se suman las mascotas: dos perros y un gato. Una de las condiciones sine qua non era emplear materiales y elementos no contaminantes, libres de compuestos orgánicos volátiles, sin barnices ni materiales tóxicos. Con estas premisas, se emplearon pinturas de origen mineral de la marca Keim, el parqué está tratado únicamente al aceite, la iluminación es de LED con reguladores de intensidad y el agua pasa un doble filtro para purificarla. Además, en los dormitorios se ha habilitado un sistema que evita el stand by interrumpiendo el paso de corriente eléctrica al detectar que los aparatos están apagados. En la misma línea, se han recuperado los antiguos radiadores de hierro fundido y se ha cuidado de que la casa goce de ventilación cruzada para controlar el gasto energético.

La otra pauta fue conservar el máximo posible de elementos arquitectónicos originales. Rita Onikot replanteó la distribución para adecuarla a las necesidades de los nuevos propietarios y unió el antiguo baño principal con dos habitaciones y un pequeño distribuidor para crear el dormitorio tipo suite actual. El salón-comedor también es el resultado de sumar varias estancias. La interiorista ha creado, a su vez, una decoración fresca y atrevida con un estilo muy ecléctico, pero en absoluto dejado al azar. ¿Un ejemplo? El cromatismo de toda la vivienda está muy estudiado para dar cohesión y conseguir una atmósfera sosegada, aunque, eso sí, salpimentada de elementos divertidos, desenfadados, coloristas... Son estas ráfagas las que aportan singularidad y hacen subir la emoción.

IDEAS DE LA INTERIORISTA: Rita Onikot (www.onikot.com)

- Los techos presentan distintas soluciones para realzarlos, pintados en un tono más claro que las paredes o recorridos por una greca en negro que añade movimiento y crea un trampantojo que parece elevar la altura del salón. En otras zonas se dejó a la vista la tradicional bovedilla.

- Labor de conservación. Fue prioritario poner en valor elementos originales como las baldosas hidráulicas, los radiadores de hierro y la carpintería, de madera de pino.



Ver más articulos