desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Hemiksen, Bélgica

Una casa amplia y luminosa con grandes ventanales

Dotar de funcionalidad a los ambientes y conseguir una fluida comunicación entre las diferentes plantas fueron los objetivos del arquitecto belga Zoltan Janko al diseñar su vivienda, un lugar donde estar en familia y trabajar con independencia.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Tras proyectar un sinfín de residencias particulares en Holanda, Bélgica y Hungría, Zoltan, que dirige su propio estudio desde 1986, y su mujer, Linda Cortsen, también arquitecta de profesión y especializada en la construcción de oficinas y edificios para la empresa fotográfica Agfa, tenían muy claro su objetivo: "Edificar una amplia y accesible vivienda, con ambientes interiores diáfanos y flexibles que transmitiesen una absoluta y total sensación de luz, aire y espacio".

El resultado es una casa acristalada de 707 m², a la que se accede a través de un camino con grandes losetas de cemento. A su alrededor se extienden un gran aparcamiento para uso exclusivo de los clientes de los arquitectos y un exuberante jardín con grandes macizos de flores que salvaguardan la casa de las miradas indiscretas y se riegan mediante un ecológico sistema de recogida de agua de lluvia.

La vivienda se organiza en cuatro plantas de marcado diseño horizontal y con sus funciones bien definidas: dos están dedicadas a la vida en familia y otras dos, a los negocios. De esta manera, en la planta baja se suceden, en un mismo espacio diáfano, las zonas comunes -salón, comedor y cocina- y, como si se tratase de un apartamento separado, un ala de invitados con diversas habitaciones y cuartos de baño, que se ha ubicado al lado de la entrada principal de la casa.

Situada entre el salón y la cocina, una escalera oculta entre dos paneles nos conduce al primer piso, desde el que se contempla una vista panorámica de la planta baja mediante una pasarela en madera de wengé y acero. Aquí se encuentran el dormitorio principal, que a modo de suite cuenta con vestidor y baño integrado, y el dormitorio de la hija del matrimonio, formado tras unir dos habitaciones contiguas. Una segunda altura se ha destinado a zona de despachos y oficina, y, por último, en un tercer nivel se ha situado una amplia y diáfana sala de reuniones iluminada por amplias cristaleras.

En cuanto a los materiales, una piedra caliza de origen español pavimenta las dos plantas inferiores mientras que la madera de wengé aporta uniformidad a los niveles destinados a oficina. Por su parte, la combinación de acero y cristal está presente en toda la vivienda. Elegido por su versatilidad, este último material se ha utilizado para separar las distintas plantas, "lo que permite una constante fluidez visual que nos transmite la sensación de flotar en el espacio".



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos