desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una reforma que ha traído la luz natural y el carisma a un chalé de los años 80

Limpia, ligera, luminosa... La energía de esta casa se ve y se siente. Ha sido reformada y decorada por la interiorista Alejandra Pombo en un estilo contemporáneo, elegante y fresco, que provoca las mejores sensaciones.

Realización: Beatriz Aparicio. Texto: Míriam Alcaire. Fotos: Pablo Sarabia 24/10/2019
Imprimir
Pantalla completa



La luz fue el objetivo, la obsesión, el leitmotiv al reformar este chalé de 1987. En torno a ella se planteó la ejecución de un proyecto integral en el que el estudio de la interiorista Alejandra Pombo partió de cero. «Los propietarios confiaban ciento por ciento en nuestro criterio», aclara.

Se tomó la decisión de no conservar los elementos originales –poco interesantes– y se modificó la distribución, que estaba muy compartimentada, para conseguir superficies diáfanas en las que la iluminación natural fuera protagonista. Con especial atención se trató también la ornamentación de la caja. Los techos bajos obligaron a repensar fórmulas para que no lo parecieran, y así se convirtieron en elemento sobresaliente gracias a un juego de alturas, de foseados, de tragaluces y reflejos de espejo.

Los pavimentos son de tarima de roble ahumada y las paredes cumplen una función estética de primer orden: cada estancia goza de singularidad, en gran medida por las soluciones decorativas empleadas. De este modo, un revestimiento de madera con diseño de celosía da entidad a la entrada y el comedor, y el llamativo papel pintado del dormitorio principal envuelve la cama en una red protectora, mientras que el del baño introduce en el espacio una jungla refrescante.

En cuanto al estilo decorativo, la rúbrica del estudio de Alejandra Pombo se deja ver en todos los detalles. Diseño suyo son la mayoría de los muebles -sencillos, pero con personalidad- y los complementos. Las líneas redondeadas de los asientos, la belleza de las tapicerías y la combinación de acabados -mármol y metal, madera y hierro- dejan clara una búsqueda de calidez en los ambientes y de calidad de los materiales nobles. No hay que olvidar tampoco el arte como elemento diferencial. Escultura y pintura de autores contemporáneos se exhiben sobre mesas, cómodas o peanas, integrándose en una estética tan fresca como refinada, que la propia decoradora describe como «chic con pequeños toques boho». 

IDEAS DEL PROYECTO: Alejandra Pombo www.alejandrapombo.com

Fondos claros, golpes de color. En el empeño de atrapar la luz, la caja blanca resplandece, potenciando mucho más los colores, que se han elegido intensos -rojo, fucsia, azulón-, reservados a los muebles auxiliares y complementos.

Calidades y calideces. Los magníficos materiales utilizados en carpinterías y revestimientos revalorizan la vivienda. El calor lo ponen textiles naturales y luxury, con texturas frescas y delicioso tacto. 



Ver más articulos