desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Todo por el arte: casa proyectada por Su Nguyen

El sueño de la propietaria de esta casa tejana era tener una vivienda digna de su colección de arte contemporáneo. Lo ha hecho realidad con el proyecto del arquitecto Su Nguyen, una construcción de dos plantas que se organiza en amplios y despejados espacios.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



La propietaria de esta vivienda en Houston, Clare Casademont, una periodista de televisión reconvertida en directora de documentales, no puede disimular su entusiasmo cuando habla del proyecto: «Encontré el terreno mientras conducía por el barrio, mi favorito por estar cercano al distrito de los museos y albergar varias galerías de arte. La casa que había entonces era un viejo bungalow sin ningún interés arquitectónico, así que decidimos derribarla y construir una nueva. La gente se detiene ahora frente a ella para decirnos lo mucho que les gusta. Y esto es algo muy gratificante después de todo el trabajo realizado».

Un trabajo que en 2008 comenzó un equipo capitaneado por Su Nguyen, el joven arquitecto vietnamita responsable del estudio Studiomet. El encargo estaba claro: levantar una moderna vivienda que fuera el marco adecuado para la colección de arte contemporáneo que Clare y su marido habían reunido con los años. Nguyen concibió una casa de dos plantas con una distribución funcional que delimita los ambientes en amplios espacios. Las zonas comunes se organizaron en la planta baja –con una superficie principal que aglutina salón, comedor y cocina–, mientras que el piso superior está enteramente ocupado por las dependencias privadas. De hecho, el área de descanso del matrimonio, con el dormitorio principal, su cuarto de baño, dos vestidores y varias estancias más, es una superficie inmensa que abarca todo un ala.

Las dimensiones de los espacios y la altura de los techos permitieron colgar cómodamente los cuadros y esculturas de Rauschenberg, Robert Mangold, Donald Judd, Richard Serra, Joseph Albers..., que resaltan, además, con la elección de los materiales. Un punto en el que entró en escena Marlys Tokerud. La interiorista, que ya había decorado la casa anterior de Clare, trabajó con el arquitecto para conseguir un marco neutro que no restara protagonismo alguno al arte. Los suelos, tanto en interior como en exterior, se eligieron de piedra, un material que se alterna con madera de arce en algunas zonas para aportar calidez. Por la misma razón, la gran mayoría de los muebles de la casa se realizaron a medida en una acogedora madera de sicomoro. Marlys optó también por un mobiliario de diseño muy actual que acentúa la contemporaneidad de la construcción. El toque final lo puso el paisajismo de Danny McNair, quien concibió unos exteriores minimalistas –donde resaltan los cactus o los árboles de liquidámbar que rodean la propiedad– que se fusionan con la construcción.



Ver más articulos