NuevoEstilo

París

Un piso señorial y elegante

Este señorial piso en París se ha vestido a la altura gracias al trabajo del decorador Stéphane Olivier. El uso magistral de los detalles, las texturas y los colores soft compone un outfit exclusivo, atemporal y muy, muy elegante.

Nuevo Estilo 01/09/2014
Imprimir
Enviar
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Con la Torre Eiffel como telón de fondo, este piso parisino ofrece en su interior unos espacios llenos de elegancia y orden clásico. La distribución, amplia y fluída –gracias a sus generosos 350 m2–, queda potenciada aún más por la abundante luz natural que entra por los enormes ventanales. El decorador Stéphane Olivier compuso una cuidada escenografía, llena de armonía y con una paleta cromática delicada y relajante. El suelo de roble claro y las paredes, de look blanco total, sirvieron de punto de partida para un interiorismo marcado por las gamas de grises y beis.

En el ambiente se respira una atmósfera clásica, que se manifiesta sobre todo en los acabados, como las molduras de los techos, las columnas redondas o la embocadura de la chimenea. Además, algunos muebles tan determinantes como el sofá del salón o el comedor se han elegido de firmas de diseño, aunque de marcado acento atemporal. Es luego, en los detalles, donde se hacen ciertas concesiones a las tendencias, sin llegar a traicionar el espíritu y el estilo. De este modo, destacan selectas piezas del vintage más de moda, toques de latón dorado o hits del siglo XX de las décadas que definen la deco de hoy, como los elegantes 40 o los más desenfadados 50 y 60. 

La introducción de elementos con expresividad visual y personalidad ponen ese punto de intensidad necesaria en unos espacios tan amplios y de intencionada neutralidad cromática. Preciosas y sofisticadas, por ejemplo, las mesas auxiliares realizadas a partir de troncos de árboles fosilizados, los taburetes de jardín decimonónicos que encuentran su perfecta ubicación indoor, obras de arte contemporáneo o un par de chinoiseries antiguas que se integran en el conjunto en un ejercicio magistral de fusión. Y... voilà! Un piso de estética tradicional y moderna a la vez, elegante y confortable.

IDEAS DEL DECORADOR: Stéphane Oliver (www.stephaneolivier.fr) 
 Tejidos, el toque maestro. La selección textil se ha cuidado al máximo, dejando que fuese la combinación de texturas –y no el color o los prints– la encargada de enriquecer el resultado: sedas, terciopelos, chenillas...  
 Iluminación muy estudiada. Con el fin de conseguir una atmósfera suave, sin estridencias, toda la luz artificial de la casa se ha resuelto mediante focos, dotados con dimmers para regular la intensidad, según el efecto deseado. 



Comentarios

Más Casas con estilo




Ver Todos