desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Un piso señorial bien reformado

La reforma de este piso madrileño tiene sólidos pilares en el presente, para afrontar las evoluciones familiares venideras. El espacio diáfano, la distribución y una clásica sobriedad son las claves del proyecto, de García Germán Arquitectos.

Nuevo Estilo 23/03/2015
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Situado en un edificio madrileño del año 1884, propio del ensanche ideado por Carlos María de Castro al que pertenece el barrio de Salamanca, el actual aspecto de este piso, luminoso y moderno, se debe a la intervención del estudio García Germán Arquitectos. En su proyecto, audaz y, al mismo tiempo, cálido, armonioso y muy funcional, la premisa inicial fue conseguir una distribución adaptable cien por cien a las condiciones cambiantes de una familia. Se derribó lo antiguo para obtener un espacio doméstico que divide la vivienda en dos ejes: salón-despacho-comedor, con vistas a la calle, y cocina-office-plancha, que da a un patio interior. Lo diáfano manda.

Las paredes, enlucidas y pintadas en blanco liso, lo mismo que las ventanas y contraventanas originales, permiten aprovechar al máximo la luz natural. La iluminación artificial general se ha resuelto con tubos fluorescentes en canaletas ocultas. Las luces puntuales corren a cargo de lámparas de reconocido diseño y se erigen como elemento decorativo de primer orden.

En cuanto al interiorismo, han primado exclusivamente los gustos de los propietarios. Una lista de muebles, ecléctica y escueta, logra ambientes despejados, mientras las alfombras aportan dosis de calidez y colorido y las obras de arte –fotos y escultura, sobre todo– ocupan a su vez un interesante lugar en esta serena convivencia de épocas y estilos. Un ejercicio que habla de apertura de miras y perspectivas de futuro.

IDEAS DEL ARQUITECTO. García German (Tel.: 915 638 845. garciagerman.com)
- Tesoros al descubierto. La reforma total del inmueble destapó grandes hallazgos que, en esta nueva vida de la casa, tienen gran relevancia estética. Es el caso de las columnas de fundición que acotan el espacio del comedor. También se recuperó el suelo de madera de pino melis y las ventanas y postigos originales.
- Una distribución flexible. Los espacios diáfanos y abiertos están pensados para permitir un margen de maniobra amplio a la hora de colocar muebles o reformular los espacios. La comunicación es muy fluida gracias a los vanos y los elementos móviles.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos