desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un piso con el toque perfecto de color

La arquitecta Laura Gärna supo proporcionar a los dueños de este piso la intimidad que deseaban planteando diferentes zonas donde el hedonismo y la tranquilidad suman puntos.

Realización: Mercedes Díaz de Rábago Texto: Concha Pizarro. Fotos: Pablo Sarabia 06/05/2019
Imprimir
Pantalla completa



Una pareja italiana de mediana edad que vive desde hace tiempo en Londres y se traslada a menudo a Madrid, ¿qué buscaba? Una casa donde la luz lo inundara todo (como en su añorado Mediterráneo) y que, dado que los hijos son ya mayores, les permitiera enfatizar y recuperar su propio espacio. Y en este piso encontraron lo que querían. La vivienda era de unos amigos de la arquitecta e interiorista Laura Gärna: «Hice un poco de celestina –recuerda– para que se quedaran con ella, aunque en realidad fue todo un flechazo».

Se enamoraron de la orientación sur, la luminosidad, la amplitud de las estancias, su bonita fachada, la altura de los techos y algunos elementos originales que perduraban, como las molduras, los baquetones y el suelo de damero. Todo les fascinó, incluidas las muchas posibilidades que tenía.

Con esta buena base, Gärna Studio trazó un plan maestro para cumplir los tres deseos que pedían los nuevos propietarios: una cocina de gran tamaño (pasta, per tutti!), un salón con luz natural todo el día (les encanta recibir) y estancias reservadas a la pareja: un gran dormitorio con dos vestidores –para él y para ella-, zona de lectura y un espectacular baño privado. Con el resto de la vivienda tuvieron libertad absoluta para asumir riesgos: «Nunca habíamos utilizado una mezcla de colores como la del salón y nos ha fascinando la potencia y elegancia de la unión del rojo cereza y el azul petróleo», explica la decoradora.

"Buscando tesoros" podría llamarse la fase de equipar la casa. Los dueños mantenían la propiedad de Londres con todos sus muebles y para el piso de Madrid confiaron en el buen criterio de Laura Gärna. Un periplo exhaustivo por tiendas y anticuarios arrojó un resultado sobresaliente, con piezas que, junto a diseños contemporáneos creados por el estudio, forman un conjunto armónico. La decoración es atemporal, sofisticada, elegante y con carácter, y encaja a la perfección con la arquitectura clásica del edificio. Ya solo queda decir: benvenuti!

Ideas del proyecto
Laura Gärna
www.garna.es

Animar con arte. Sobre un telón blanco, el estudio decidió impactar con golpes de efecto y color a través del arte y determinadas piezas de mobiliario.

Unidad visual. Para lograrla, las puertas van de suelo a techo con bisagras ocultas y todas las cortinas de la zona de día comparten patrón en blanco y azul.



Ver más articulos