desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

¡Hágase la luz! Un piso reformado con sabiduría

Interiorista y diseñadora experta en iluminación, Claudia Garay utilizó su particular savoir faire al reformar este piso madrileño. Tras conseguir unos interiores llenos de claridad, los ha equipado con una evocadora mezcla de piezas y objetos.

Realización: Beatriz Aparicio Texto: María Jesús Revilla Fotos: Montse Garriga 02/10/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Muy vieja y deteriorada, pero perfecta para inspirarse y hacer lo que quisiéramos». Esa fue la primera impresión que le causó la casa a la interiorista Claudia Garay, quien comenta que desde el primer día que la vio, tuvo claro el potencial y lo que se podía sacar de ella. Este piso madrileño se había utilizado como residencia de sacerdotes marianistas, con muchos cuartos pequeños, altares y confesionario. Tras una profunda rehabilitación, se ha transformado en una vivienda actual, confortable, en la que se mantuvieron algunos elementos originales, como la chimenea del salón o las carpinterías exteriores, que fueron restauradas.

La luz es un elemento fundamental en los trabajos de Garay Studio –Claudia es especialista en este campo: diseña lámparas, instalaciones lumínicas y proyectos integrales de iluminación– y se convirtió en hilo conductor de la rehabilitación. «La casa posee mucha luz –nos explica–, así que decidí que tuviera un fondo neutro claro –un blanco roto con un ligero punto de gris para la pintura, además de puertas muy sencillas lacadas en blanco–, y luego, con otros elementos, fuimos introduciendo notas de color». Al plantear la nueva distribución, no solo se atendió a las necesidades de un piso moderno, también la búsqueda de la mayor claridad posible motivó alguna de sus señas de identidad, como la sustitución de varios tabiques por cristaleras con perfiles de aire art déco. Una vez preparados los flamantes espacios, se fueron llenando de muebles y objetos encontrados en anticuarios, mercadillos y galerías, y de las sugerentes lámparas de Garay Studio. Todo ello compone un puzle lleno de armonía y carácter, en el que impera una relajante sensación de calma.

IDEAS DE LA INTERIORISTA: CLAUDIA GARAY (www.garaystudio.com)
- Sin obstáculos visuales. «Recibidor y pasillo eran pequeños y oscuros, y desmerecían la casa», en palabras de la decoradora. Para aprovechar la luminosidad del salón, se derribó parte del tabique de separación y se colocaron en su lugar unas cristaleras concebidas ex profeso con un precioso diseño de inspiración art déco. La claridad fluye y los ambientes se conectan.
- Luces muy estudiadas. Se instaló una iluminación funcional en pasillo, cocina, baños..., muy integrada en la arquitectura para que pasara desapercibida. La decorativa se introdujo en zonas puntuales, con lámparas escogidas e instalaciones artísticas.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos