NuevoEstilo

Madrid

Un piso reformado clásico y actual

Equilibrio, proporción, armonía. Los cánones estéticos clásicos sirven al decorador Luis Puerta para crear atmósferas puras y etéreas en este piso donde la elegancia natural de los interiores es fruto de su alianza con el arte.

Nuevo Estilo 16/01/2014
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Descubrir los encuadres perfectos, las posibilidades escénicas de la luz, la elocuencia de los vacíos espaciales...  Solo una visión creativa, con el arte como punto de referencia, puede conseguir resultados estéticos tan brillantes. En este piso madrileño, la mirada experta del interiorista Luis Puerta lo ha logrado con creces.

El edificio, de mediados del siglo XIX, ya era bello antes de las obras, por lo que se pretendió una reforma que no lo pareciera en exceso: se respetaron columnas y chimeneas existentes, y se recuperó el maravilloso suelo de pino melis allí donde faltaba. También hubo que adaptar la distribución y rehacer por completo algunas zonas, como cuartos de baño y cocina. Se trataba de preservar la autenticidad de la casa dentro de una organización más contemporánea. Con planta rectangular y cuatro balcones a la calle, las estancias se plantearon generosamente abiertas unas a las otras en una búsqueda constante de amplitud y luminosidad. Así lo explica el interiorista: «Quería darle más unidad y resaltar aquellos elementos propios de la vivienda original». El resultado es una distribución fluida en la que se han priorizado los grandes espacios despejados: hall-distribuidor y salón-comedor son contiguos. Dos alas, una con despacho y la otra con los dormitorios y cuartos de baño, la completan.

De este modo, la vivienda «respira» gracias a ambientes de gran limpieza, naturales y con la sencillez como leitmotiv. «Menos es mejor», la máxima asumida, tiene en el color blanco y sus variantes tonales el perfecto aliado para crear atmósferas nítidas y de ordenado equilibrio; sobrias, casi conventuales en su puesta en escena, pero llenas de una elegancia tranquila desprovista de artificios. A ello contribuye también la elección de materiales. Por ejemplo, basta detenerse a contemplar la lista de textiles: crin de caballo, terciopelo de seda, linos belgas, sedas geométricas... O las depuradas piezas de mobiliario y las magníficas antigüedades, en especial de los siglos XVI y XVII, que juegan un papel totalmente protagonista en estos extraordinarios ambientes que sintetizan la esencia misma de la belleza.

IDEAS DEL INTERIORISTA
LUIS PUERTA (Tel.: 659 866 503. luispuerta.com)
El espacio es el lujo. Naturalidad y mesura son virtudes utilizadas con maestría en esta casa para crear ambientes que devuelven una armoniosa sensación de sosiego. Todo es equilibrado, espacioso, liviano... y nada interrumpe el paso de la luz natural.
Mezcla atemporal . Antigüedades trufadas de muebles minimal –muchos diseño de Luis Puerta– más el gusto por los materiales naturales y las piezas que dejan a la vista el desgaste del tiempo componen conjuntos de depurada y personal elegancia.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos