desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

En esta casa se complementan un escenario clásico y un mobiliario rejuvenecedor

Una auténtica historia de amor se vive en este piso madrileño, donde Estudio Morgan encendió la chispa para unir una caja clásica con grandes iconos del diseño moderno. Sus propietarios no pudieron resistirse a tantos encantos.

Concha Pizarro. Fotos: Montse Garriga. 11/12/2019
Imprimir
Pantalla completa



Hace mucho tiempo que los actuales propietarios de esta vivienda de excepción se enamoraron del inmueble en el que se encuentra, un edificio de 1904 con protección integral. Tardaron años en encontrar un piso disponible en él, pero cuando finalmente lo lograron, su felicidad se disparó exponencialmente. Y no es de extrañar. El espacio atrapaba por las maravillosas molduras de los techos y por el suelo de tarima de pino melis que conservaba los dibujos originales. «Nada más poner un pie en la casa –explican las interioristas Laura Montero y Marina Reyero, de Estudio Morgan– supimos que nuestra intervención se basaría en el respeto y en el reto de integrar nuevos elementos como si estuvieran ahí desde siempre. Realzar la riqueza de lo existente y recuperar lo que se había perdido con los años fue nuestro objetivo». Redescubrieron su magia y la sublimaron con guiños contemporáneos en el mobiliario, de tonos sosegados, y las obras de arte.

Para adaptarse a las necesidades familiares, el plan de acción mantuvo la distribución de salones enlazados entre sí mediante grandes puertas y potenció aún más la secuencia visual conectando espacios a través de cerramientos acristalados. La luz llega cruzada entre las dos fachadas a las que se abre la vivienda y para fortalecer este flow, los paramentos se unificaron en blanco con el tono All White de Farrow & Ball, en acabado Modern Emulsion. La distribución actual permite grandes reuniones familiares, y áreas de tranquilidad y descanso gracias a sus tres zonas de estar –salón, despacho y biblioteca–, al gran comedor,  a la cocina con office y a los dos dormitorios que conforman el área más privada.

En cuanto al mobiliario, una piel con tanta riqueza arquitéctonica solo necesitaba unas pocas piezas e iluminación muy escogida; la protagonista es ella y necesita resaltar. El estilo responde a una cuidada selección de muebles de diseño y creaciones icónicas de autor, que cuentan con espacio suficiente para dialogar entre ellos en igualdad de condiciones, y a una estudiada lista de tejidos nobles. El cóctel de texturas incluye seda, lanas, terciopelo, mohair..., que envuelven con calidez a los afortunados habitantes de esta casa.

IDEAS DEL PROYECTO: ESTUDIO MORGAN estudiomorgan.es

Con todo detalle. Hay un importante trabajo de diseño en las carpinterías y elementos a medida: desde las enormes puertas de paso que llegan al techo, a imagen de las originales, hasta las molduras con cuarterones de las paredes.

Selecto grupo. La madera de nogal manda en el mobiliario, con destellos de mármol y metal, junto a tejidos blancos con mucha textura como lanas, sedas o terciopelos.

Realización: Beatriz Aparicio.



Ver más articulos