desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un piso en Chueca: Moderno y castizo a la vez

Los dueños de este luminoso piso madrileño encargaron su reforma y decoración al estudio del interiorista Raúl Martins, que consiguió fundir en un mismo proyecto la esencia más castiza, una moderna distribución diáfana y toques clásicos con charme.

Realización: M. Ruiz-Mateos Texto: M. Alcaire. Fotos: P. Sarabia 18/05/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Aunque reside de forma permanente en París, la pareja propietaria de esta casa deseaba pasar temporadas vacacionales en Madrid. El apartamento se encuentra enclavado en el corazón mismo de la ciudad, en Chueca, una zona trepidante y bien comunicada donde todavía quedan numerosos inmuebles antiguos. Este era uno de ellos. Cerrado durante más de 30 años, el estado lamentable en el que se encontraba y su caduca compartimentación obligaron a realizar una reforma integral que solo respetó los pilares de madera originales.

El estudio de Raúl Martins asumió el trabajo de rehabilitación y dotó de contenido a los interiores. Sencillez conceptual, distribución funcional y refinada puesta en escena fueron las claves. «También –nos explica el interiorista– era primordial que la luz bañara todos los rincones». Así, salón, comedor y cocina comparten una misma superficie diáfana, pero con ambientes bien definidos gracias a las fronteras marcadas por la antigua estructura.

Los revestimientos refuerzan dicha sensación, al mismo tiempo que aportan uniformidad al conjunto. «La caja –explica Raúl Martins– es muy blanca, con toques oscuros en algunas paredes empapeladas y tapicerías en contraste». Y en el suelo da continuidad un pavimento cerámico de gran formato, solo alterado en la zona del office.

En cuanto al contenido, se escogieron piezas antiguas y también diseños del propio estudio de interiorismo. Los materiales tradicionales, como el hierro, el mármol o la piel, se alían con modernas superficies lacadas, y los textiles cobran un sobrio pero imprescindible protagonismo en este escenario armonioso, cuya seña de identidad indiscutible es la elegancia, tranquila, cómoda y muy actual.

IDEAS DE INTERIORISTA: Raúl Martins (Tel.: 913 199 615)

- Un clásico de hoy. Aunque contemporánea y cómoda, la decoración tiene una base clásica, enriquecida con algunos toques que recuerdan la estética industrial.

- Espacios comunicados. Se buscó la luminosidad mediante grandes superficies conectadas. Los pilares de madera originales, además de resultar muy decorativos, dividen ambientes sin cerrarlos, creando límites abiertos a la luz.

- Claridad de fondo. La caja se pintó de un blanco intenso que suaviza la sobriedad de la paleta de colores –gris, topo, azul, café–, de una elegancia atemporal.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos