desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Este piso presume de una distribución fantástica y de un interiorismo atemporal

Convertir un obstáculo en la estrella de la casa. Así ha actuado el equipo de Serafina estudio en este piso, ahora más abierto y ultraluminoso que nunca.

Concha Pizarro. Fotos: Patricia Gallego. 05/05/2020
Imprimir
Pantalla completa



De espacio desangelado a hogar contemporáneo donde la estética, la armonía y la comodidad comparten el mismo lenguaje. Un reto conseguido por el equipo de Serafina Estudio en esta casa madrileña. «Cuando empezamos la reforma, el salón era desproporcionadamente enorme –casi una plaza de toros–, frío, con una gruesa columna en medio que obligó a una distribución valiente», explica la interiorista María Morenés, una de las socias del estudio. Este “inconveniente” se envolvió en una librería de obra con chimenea que, a modo de espina dorsal, organiza la superficie con sutiles divisiones. La comunicación es fluida y abierta entre las áreas de despacho, salón y comedor, y se vuelve algo más recogida para separar levemente la cocina. Es la gran zona de día que los actuales propietarios anhelaban.

Entre el techo y el suelo también se establece este diálogo de unidad. Una tarima de roble de tablas anchas y largas recorre todo el solado relacionando ambientes. Con el forjado se consiguió altura y amplitud visual eliminando el falso techo de escayola para así ganar centímetros, que por la noche se iluminan de forma cálida con luminarias puntuales.

Las referencias estéticas en el mobiliario tienen un fuerte tono vintage: diseños de los años 50, 60 y 70, adquiridos en gran parte en tiendas de antigüedades madrileñas, que se aderezan con fotografías y cuadros contemporáneos, texturas gustosas que acarician y el amor por las piezas hechas a mano. «Hemos dado tanta importancia a los muebles como a los distintos objetos artísticos y complementos. Forman parte de un todo que se resuelve en armonía», comenta la interiorista. El deseo de luz natural pedía blanco en las paredes, que actúan como agente doble: potencian la luminosidad y destacan las obras de arte. Tan solo algunos paramentos se han resaltado con un color intenso o con papel pintado, lo que crea singulares notas de carácter. 

IDEAS DEL PROYECTO: María Morenés serafinaestudio.com

Por amor al arte. «Apuesto por el blanco en las paredes como un inmenso lienzo para que la vista se centre únicamente en las fotografías y cuadros, y dejo volar estampados y prints en cocina y baños».

Mimar las bases. Como se aprecia en esta reforma, en el código genético del estudio está dar muchísima importancia a los espacios, los volúmenes y la luz para crear una distribución dinámica y cómoda de vivir.

Realización: Beatriz Aparicio. 



Ver más articulos