desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Bilbao, España

Piso decorado por Concha Rodríguez

Espacios amplios, muebles que son iconos del diseño y una estupenda colección de arte actual... Los puntos de partida eran muy tentadores, pero han ganado más con las ideas y combinaciones que la decoradora Concha Rodríguez ha aplicado en esta casa bilbaína.

Nuevo Estilo 15/11/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Muchos de los muebles y cuadros de esta casa han acompañado a sus dueños durante años y, sin embargo, parecen comprados expresamente para estos ambientes. Es más: con su traslado a espacios más amplios han subido enteros. Piezas antiguas, clásicos del diseño del siglo XX, modelos vintage..., la relación es envidiable y las firmas y creadores de primera línea –sillas de Jacobsen, lámparas de Noguchi y Poulsen, asientos de Flexform– formaron parte de la lista de la mudanza y ahora dan carisma a este piso situado en pleno centro de Bilbao. Pero antes de llevar el mobiliario hubo que reorganizar y reformar la vivienda.De ello nos habla la decoradora que obró el cambio, Concha Rodríguez, del estudio Telone: «El piso está en un sitio privilegiado, tiene unas vistas espléndidas, además de buena orientación, y el contenido le va que ni pintado, como se suele decir». ¿El resultado? Sus espacios resultaron vividos, redondos, desde el primer momento, nada más llevar a cabo unas mínimas transformaciones.Uno de los objetivos era que cocina y comedor ocuparan un único espacio donde la dueña practicara su gran afición: cocinar y compartir esos momentos con familia y amigos. En ambas zonas Concha ha aplicado un unificador tratamiento en materiales y colores. En el resto de la casa ha seguido la misma filosofía: el suelo de las zonas comunes es una confortable moqueta de algodón cuya textura mullida la hace ideal para practicar un poco de gimnasia. Esta es una de las propuestas que resalta la decoradora quien, al hablarnos de su trabajo de interiorismo, nos remite, más que a datos técnicos, a un lifestyle, a una forma de vivir actual y distendida. Reflejo de esta idea es la estupenda colección de arte contemporáneo que salpica cada rincón del piso, de la cocina al salón, y que responde a otra de las pasiones de los dueños.El mobiliario y la iluminación con los que se encontró Concha –de firmas italianas, danesas y escandinavas– se completó con piezas de Ikea que se han adaptado muy bien. «Todo se ha acoplado perfectamente en ese continente tan soberbio», comenta Concha, que ha conseguido que la vida en esta casa resulte cómoda y agradable. En la distribución ha jugado también un papel importante el salón: un espacio privilegiado que se ha dividido en tres ambientes con una chimenea acristalada para disfrutar del fuego a placer. «Los espacios son grandes, las piezas buenas –casi todas se compraron en la tienda Mosel– y el arte contemporáneo viene a poner la guinda de personalidad en cada rincón donde aparece».



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos