desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un piso decorado en buena sintonía

El proyecto de reforma y decoración llevado a cabo por la interiorista María de la Osa en este piso de Madrid supo incorporar en un marco muy actual un valioso legado artístico y decorativo... que se disfruta en todo momento.

Realización: Beatriz Aparicio. Texto: Miriam Alcaire Fotos: Pablo Sarabia 14/03/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Volver al centro de la ciudad después de un largo período viviendo a las afueras. Esta fue la decisión de la pareja propietaria de este piso madrileño. El encargo de adaptarlo a las necesidades familiares fue confiado al estudio de la interiorista María de la Osa, quien también asumió la decoración. La reforma implicaba una redistribución radical del espacio bajo la idea de dotar de más metros cuadrados a las habitaciones sociales. Con esta premisa se crearon dos salones conectados entre sí y abiertos a su vez a otras estancias de la casa, como el despacho de trabajo y una galería-invernadero llena de plantas. Estos dos últimos ambientes se ganaron al incorporar las terrazas existentes en origen. El resultado no puede ser mejor: la luz natural fluye abundante y libremente desde los ventanales, tamizada por estores de lino que no entorpecen su paso. Como área privada se dejó un único dormitorio con baño, al que se añadió un vestidor en el lugar que ocupaba otra de las habitaciones.

Por otra parte, la cocina se situó en la antigua zona de servicio. Contemporánea y rompedora, es una estancia destacada en el piso. Se pintó en un vibrante color verde que contrasta con la paleta cromática del resto de la casa, en tonos extremadamente tranquilos tanto en los revestimientos como en los textiles. ¿El objetivo? No restar protagonismo a las numerosas obras de arte –pinturas, esculturas, el espléndido tapiz del s. XVII...– y piezas de anticuario, muchas de ellas heredadas, que componen el bagaje decorativo de los dueños. La caja de la vivienda, completamente blanca, y el suelo de madera, de roble claro, realzan el valor de este conjunto.

También el proyecto de iluminación, por completo al servicio del contenido, se adaptó a una función ambiental y de realce, con focos de techo orientables y lámparas de sobremesa que dotan a las estancias de gran intimidad. En estas, los muebles y objetos elegidos contribuyen, a su vez, a lograr un look actual al conciliar en una arquitectura decididamente moderna elementos clásicos de gran rotundidad.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos